Destacadas

Mons. Tito Solari; Mensaje de Navidad

Mons. tito Solari, Arzobispo de Cochabamba a dado a conocer su mensaje por Navidad, en él nos exorta a profundizar el diálogo entre nosotros:

El fundamento, la cosa más importante de la persona humana, su capacidad de dialogar y uno vive y se renueva en la medida que comunica con nosotros, nosotros a veces nos encerramos en nuestros problemas y las familias sufrimos la falta de diálogo, en la sociedad los conflictos marcan fuerte de esta capacidad de entendimiento mutuo entre las partes. Entre los países las guerras son las manifestaciones más claras de la falta de diálogo.

Dios ha venido para abrir el diálogo, dios ha creado diálogo entre el cielo y la tierra, a creado diálogo entre las personas, fraternizándolas. Pero Dios ha empezado el diálogo partiendo de aquí de lo más sencillo de la nada, de la humildad, del escondimiento.

Esta relación de Dios con nosotros ha nacido en una gruta, lejos de la comunidad, en la pobreza ha nacido un niño que todavía no habla pero si se dona para crear la relación entre Dios y los hombres, descubramos este misterio de Dios que es luz para nosotros y es sobre todo capacidad de crear comunión porque él viene con amor a nosotros y el diálogo brota donde hay amor, hay un corazón grande.

Jesús crea condiciones de esperanza y de paz para todos, pero cómo lo hace, de una manera increíble, para poder abrir el diálogo con nosotros, él se rebaja a nuestro nivel, al nivel más bajo al nivel de los pecadores, de los marginados, de los pobres, él se rebaja y toda la condición humana asume la condición de que estamos hechos de barro, para poder crear este barro y dar vida nueva a la humanidad, el misterio de la Navidad, es un misterio de luz, de vida y de amor, abramos el corazón para acoger este don de Jesús, este don de Dios.

El corazón de Dios ha abierto el diálogo para la humanidad, esperemos que el diálogo se difunda en las familias sobre todo, entre los padres y los hijos, que este diálogo sea una característica y que también nuestro país, donde hoy en día muchos tienen miedo del diálogo o de hablar porque no hay un cima adecuado para eso. Hay que construir siempre en todas partes, una gran capacidad de diálogo.

Navidad sea este don para todos y para siempre, en Bolivia y en nuestros corazones.

Mons. Tito Solari

ARZOBISPO DE COCHABAMBA