La Paz

Mons. Pezoa pide a vecinos de Copacabana no dejarse manipular en el conflicto del santuario

El secretario general de la Conferencia Episcopal Boliviana, monseñor Aurelio Pezoa, instó a los vecinos de Copacabana a no dejarse manipular por los intereses de algunas personas que desarrollan una serie de medidas de protesta en la Basílica de esta localidad exigiendo la salida del párroco René Vargas, la rendición de cuentas y un inventario de las joyas donadas a la Virgen de Copacabana.

“Una cosa que queremos pedir es no dejarse manipular. Algo que es una debilidad humana es la manipulación y dejarse manipular. Considero que este tema de Copacabana, que no es nuevo en realidad porque cada cierto tiempo ha aparecido, hay un interés que está siempre ahí”, manifestó la autoridad eclesial.

Desde la semana pasada, un grupo de vecinos y gremiales procedieron a instalar una vigilia en el atrio del santuario pidiendo “transparencia” en los manejos económicos que hacen los padres Franciscanos, guardianes de la Basílica de Copacabana, por concepto de actividades eclesiales (misas, actos religiosos, bendiciones).

Ante ello, el Monseñor aclaró que como institución eclesiástica, la orden de los Franciscanos se maneja en base al derecho canónico y que la información de dichos manejos económicos existen.

“Tienen sus propias autoridades, su ministro general y provincial y ellos deben tener la información porque hasta donde yo conozco sé que todas las congregaciones religiosas envían anualmente sus informes a sus autoridades”, agregó.

Además, recordó que esta institución eclesial no debe ser confundida con una entidad gremial ni está afiliada a un gremio, lo que demuestra su independencia.

“Algo que se tiene que tener presente es que la orden franciscana es propietaria del santuario conjuntamente con la arquidiócesis. Yo creo que a veces el desconocimiento de las normas y leyes hace que nosotros cometamos algunas irregularidades. Si hay una denuncia que lo haga a la instancia que lo que corresponda que se encargará de investigar y sancionar”, aclaró.

Respecto a la salida o mantención de los párrocos en este santuario, el monseñor Pezoa señaló que todas las órdenes y congregaciones están sujetas a un ordenamiento interno y como tal estas decisiones deben ser respetadas.

“En algunos casos unas personas puedan estar menos o más tiempo. Pero una de las cosas que yo quiero llamar la atención es que se respetara la decisión de la congregación”, dijo.