Pando

Mons. Luís Casey: “en cuaresma debemos dejar de lado nuestros caprichos.”

“Cuaresma es el tiempo propicio para dejar de lado nuestros caprichos y todo aquello que obstaculiza que Jesucristo nos transforme” de esta manera reflexionó el Obispo Emérito de Pando, Monseñor Luis Casey, durante la misa dominical que presidió en la Catedral de Riberalta este segundo domingo de cuaresma.

El religioso sostuvo además que todos de alguna manera hemos subido “montes o montañas en nuestra vida, algunas más altas que otras, lo que debemos preguntarnos es si lo hemos hecho en compañía de Jesús”. “…montañas tal vez de mediocridad, de sacar a Jesús de nuestras vidas, de olvidarnos de Él, de caminar sin Él. ¿cuáles han sido las montañas en nuestra vida? Cuestionó el prelado.

“La palabra de Dios nos pide confiar en el Señor, pero también nos invita a estar despiertos, nos invita a deshacernos de nuestros caprichos, de nuestro egoísmo, de nuestra falta de solidaridad con los otros”. Así mismo añadió: “debemos evitar adorar la tecnología: celulares, computadoras, etc. las personas están perdiendo la comunicación entre sí, esto me lleva a pensar que el uso de la tecnología se está convirtiendo en una adicción, en una esclavitud” lamentó.

“Durante esta cuaresma el Señor nos anima a luchar contra las cosas que obstaculizan que Él nos transforme, que nos de corazones nuevos, corazones de carne, que sepan amar, solidarizarnos con los demás, consolar, acompañar, dialogar, tener paciencia, esa es, mis queridos hermanos, la transfiguración que el Señor quiere para nosotros” afirmó.