Beni

Mensaje de mons. Julio María Elías en este Jueves Santo

MENSAJE DE MONS. JULIO MARIA ELIAS

En el Jueves Santo, día del Sacerdocio, de la Eucaristía y del mandamiento nuevo, desde El Carmen del Iténez, donde me encuentro viviendo con esta comunidad cristiana la Semana Santa, me uno a todos los participantes en la Eucaristía Crismal, presidida este año por Mons. Roberto Bordi, nuestro obispo auxiliar.

Eucaristía en la que mis muy queridos hijos, hermanos y amigos sacerdotes van a renovar sus promesas sacerdotales, promesas de unirse más fuertemente a Cristo y configurarse con El, siendo fieles dispensadores de los misterios de Dios en la celebración eucarística y en las demás acciones litúrgicas, y desempeñando fielmente el ministerio de la predicación como seguidores de Cristo, Cabeza y Pastor, Ruego, pues, a todos los fieles del Vicariato que oren por sus sacerdotes, para que el Señor derrame abundantemente sobre ellos sus bendiciones: que sean ministros fieles de Cristo Sumo Sacerdote y les conduzcan a El, única fuente de salvación. También rueguen por mí para que sea fiel al ministerio apostólico confiado a mi humilde persona y sea imagen, cada vez más viva y perfecta, de Cristo Sacerdote, Buen Pastor,

Maestro y Servidor de todos.
Aprovecho también este espacio en  para dar gracias al Pastor de los pastores, Jesucristo, por el regalo a nuestra Iglesia en el Beni de estos mis hijos, hermanos y amigos sacerdotes; y, a la vez, agradecerles a ellos su entrega generosa para hacer de sus comunidades parroquiales auténticas comunidades misioneras, viviendo todos ustedes, los feligreses, el ser discípulos misioneros de Jesús para que sus familias y sus pueblos en El tengan vida en abundancia.

¡Muchas felicidades, hermanos en el sacerdocio!

+Julio María Elías Montoya