Santa Cruz

Mons. Gualberti: “Demos gracias por el don maravilloso de la vocación”

 “Demos gracias por el don maravilloso de la vocación que, hace resplandecer el amor de Dios en la Iglesia y en el mundo”, dijo Mons. Sergio a la Vida Consagrada de la Arquidiócesis de Santa Cruz, que celebró anticipadamente su jornada mundial en la Misa de las 07:00 am en la Basílica Menor de San Lorenzo Mártir.

Hoy domingo 31 de enero, los religiosos y religiosas junto al Arzobispo, Mons. Sergio Gualberti la “XXV JORNADA MUNDIAL DE LA VIDA CONSAGRADA”, en la Catedral. Fue la oportunidad para dar gracias a Dios por el don de la vocación religiosa. La celebración eucarística fue concelebrada por Mons. Braulio Sáez, Obispo Emérito, el Rector de la Catedral y Vicario de Comunicación, P. Hugo Ara y el P. Mario Ortuño, Capellán de Palmasola.

El 2 de febrero, Fiesta de la Presentación del Señor o de la Virgen Candelaria, la Vida Consagrada celebra su XXV Jornada mundial. Es la oportunidad para que hermanas y hermanos consagrados den gracias a Dios por el don de la maravillosa vocación que, de diversas maneras, hace resplandecer el amor de Dios en la Iglesia y en el mundo. Ellos, como María, han escuchado y acogido la Palabra de Dios y la han hecho parte de su vida.

Su testimonio profético de entrega total a Dios, es signo de que también cada uno de nosotros, de acuerdo a su estado de vida, puede ser testigos del amor de Dios, acogiendo con disponibilidad y generosidad la invitación que Dios nos hace por boca del autor del salmo que hemos cantado hace un momento: “Ojalá hoy escuchen la voz del Señor”.

Teniendo en cuenta la situación actual de la pandemia de coronavirus, solo participaron de la misa de acción de gracias, un grupo reducido de religiosas y religiosas. así mismo los consagrados que no pudieron participar de la misa en la Catedral, compartirán con los files de su parroquia el carisma de su Congregación o Instituto Secular dando también el testimonio de su vocación y misión realizada.

Desde el año 1997, por iniciativa de San Juan Pablo II, se celebra la Jornada Mundial de la Vida Consagrada. Una jornada de homenaje y gratitud a los hombres y mujeres que han entregado su vida a Dios y que trabajan día a día al servicio generoso y desinteresado de los demás para dar testimonio de amor, justicia y esperanza.

Fuente: Campanas