Nacional

Mons. Giambattista Diquattro: recordando la fiesta del Papa en Bolivia

“Este miércoles 29 de junio la Iglesia Conmemora a los Santos Pedro y Pablo, día en el cual tradicionalmente se celebra en Bolivia la fiesta del Papa”, así lo recuerda Mons. Giambattista Diquattro, Nuncio Apostólico en Bolivia, quien comparte el entusiasmo de la Iglesia boliviana que festeja el primer año de la Visita del Papa Francisco y se prepara a participar de la Jornada Mundial de la Juventud junto al Santo Padre en Cracovia el mes de julio.

Mons. Giambattista, recuerda el año 2015: “El año pasado toda Bolivia vivía estos días en la emocionante y conmovedora espera del Papa Francisco a nuestro país. La fiesta del Papa en el 2015, ha sido pues una verdadera fiesta con el Papa en Bolivia. Su presencia, su testimonio, sus enseñanzas y sobre todo su manifestación de amor para con nosotros nos han ofrecido un aliento precioso y un renovado entusiasmo, en el camino humano y cristiano.
La fuerza del Espíritu Santo que él nos ha transmitido por medio de la Iglesia boliviana bajo la guía de sus pastores se ha renovado, consolidado y profundizado en ocasión del V Congreso Eucarístico Nacional, cuya histórica celebración ha desembocado en la preciosa oportunidad de vivir el Año Santo de la Misericordia”.
En esta oportunidad en Nuncio ha destacado el próximo encuentro que tendrán alrededor de 400 jóvenes bolivianos con el Papa y ha invitado a la población a seguir acompañando con oraciones al Santo Padre en su ministerio pastoral: “En el curso de este año un grupo de casi 400 jóvenes encontraran al Papa Francisco en Cracovia, en ocasión de la Jornada Mundial de la Juventud. Estoy seguro que la fiesta del Papa, también este año encontrará ricos momentos de celebración, de agradecimiento y de oración con el Papa Francisco.
Algunos de estos momentos más solemnes y multitudinarios serán las celebraciones que se realizaran en La Paz y Santa Cruz de la Sierra para conmemorar el primer aniversario de la llegada del Papa Francisco a Bolivia, alegra considerar también que estas celebraciones litúrgicas serán presididas por momentos de reflexión y estudio, que todos esperamos puedan servir de manera que en la Iglesia, tanto la plegaria como la acción se inspiran en el amor misericordioso y providente de Nuestro Señor Jesucristo, que es el enfoque principal del ministerio pastoral del Papa Francisco y todos queremos tener hoy un especial recuerdo en nuestra oración por el Santo Padre, por su ministerio pastoral”.