Oruro

Mons. Cristóbal Bialasik cree que robo en la Catedral tuvo otras intenciones

El Obispo de la Diócesis de Oruro, Cristóbal Bialasik considera que quienes robaron en la parroquia de Nuestra Señora de la Asunción La Catedral tenían otras intenciones, no sólo las de sacar cosas sino de dañar la fe católica que, se reunió para el Congreso Eucarístico.

“Hay algunas señales que nos indican sobre un ataque a la fe, porque no se entiende en otra forma, habían otras cosas expuestas en la sacristía, como micrófonos, amplificador, la consola, cosas que también son muy caras, y que podían fácilmente robar. O por ejemplo, para qué sacar dos copones del tabernáculo, llevar al patio detrás de la Catedral y dejarlos allí, con el Santísimo Sacramento, qué sentido tenía eso, entonces no se entiende la postura de los que han profanado la Catedral”, expresó Bialasik.

Informó que el lunes, el párroco de la Catedral, Juan Carlos Linares ha entregado a la Fiscalía y Policía el inventario de los bienes de este templo, y se espera que pronto se tengan resultados sobre este robo, de que se tienen inclusive imágenes captadas por las cámaras de seguridad y otros indicios.

“Estoy seguro que los policías tienen expertos y saben lo que tienen que hacer, para mí es difícil decir algo sobre este tema porque hasta ahora no tengo ninguna información, y espero que los policías den el seguimiento a este caso, hemos entregado las imágenes de las cámaras que captaron a los ladrones porque son dos los que se filmaron, tenemos el sistema de cámaras en la Catedral, entonces esperamos que lo más pronto posible consigamos resultados”, dijo el Obispo.

La Catedral sufrió el robo de algunos objetos, cuyo valor está en el sentimiento de la población y el significado que tienen para los creyentes, más que en el costo de las cosas que se llevaron al amanecer del domingo 15 de junio.

“Siento que no fue un robo por robar las cosas, pienso que hay algo por detrás, no entiendo por qué lo han hecho, en tiempo del Congreso Eucarístico, cuando toda la gente se reunió para rezar y recibir la eucaristía, fue un ataque a la Eucaristía”, manifestó Monseñor, a tiempo de señalar que se robaron la custodia mediana, el cáliz con el que celebraba la Eucaristía cuando estaba en la Catedral, se ha sacado el Santísimo Sacramento del Tabernáculo y se ha robado la llave del mismo, y también fue un ataque a la Virgen, “la mujer eucarística, lo que el Papa Juan Pablo II destacaba en su encíclica y también este ataque a la Virgen destrozando su altar, despojando de las decoraciones y más que todo rompiendo su mano”, remarcó Bialasik.