Oruro

Mons. Bialasik: Dios no es un guerrero vengativo, es un Padre Misericordioso

El la Eucaristía de este domingo 19, la iglesia orureña, junto a su Obispo, Mons. Cristóbal Bialasik, oró por el Pbro. Florencio Tórrez, Mons. Scarpellini, el P. Patty y otros sacerdotes víctimas del COVID-19, pidiendo al Señor, que en su infinita misericordia, premie a estos sacerdotes suyos con la vida eterna.

Nuevamente, elevó su grito de reclamo y denuncia porque, pese a la pandemia, el crimen entre los no nacidos, continúa; aumenta la violencia en la familia; dicen que se han perdido los valores. Mons. Bialasik, sostiene que éstos no se han perdido, sino que la soberbia enseñorea en las personas olvidando los valores que Dios nos enseña: respetar la vida, la familia. Reconocer la presencia y la necesidad del hermano. Inclinarnos delante de Dios, pidiendo perdón por tantos abortos: genocidio en el mundo entero.

Recordando el fallecimiento de tantas personas conocidas, de sacerdotes y religiosos, religiosas, médicos, enfermeras, policías, militares, manifestó la fragilidad de la vida.

Más adelante, se refirió también al próximo proceso electoral que habremos de vivir, pidiendo discernir entre los candidatos, entre aquellos que defienden la vida, desde la misma concepción. También de aquellos que buscan el poder para beneficio propio.

La construcción del Reino de Dios, no es una tarea individual, es una construcción colectiva; por ello, pensar en aquellos candidatos que proponen a partir de los valores que Cristo nos enseñó: respeto mutuo, solidaridad entre nosotros, la unidad nacional, la búsqueda de la paz, la valoración y el respeto de la vida en todas sus etapas, comprometiéndonos a ser una levadura nueva: la levadura de Dios.