Sucre

Miles se rinden a los pies de la Virgen de Guadalupe en Sucre

LA IGLESIA CHUQUISAQUEÑA CELEBRA A SU PATRONA. 

El Arzobispo pidió a las autoridades reconocer las tradiciones de los creyentes. 

Con todo su esplendor, se celebró ayer la fiesta de la Natividad de la Virgen María, en su advocación en la Virgen de Guadalupe con la congregación de miles de feligreses en la misa central realizada en la plaza 25 de Mayo y la posterior procesión. Todos los presentes acudieron alegres a la patrona de Chuquisaca, a expresarle sus deseos, preocupaciones y sus mejores bienes.

La eucaristía se llevó a cabo en la esquina de la plaza 25 de Mayo y la Catedral Metropolitana, sin embargo, todo el centro de la ciudad se llenó de los millares de asistentes a la misa central y de unos 50 tradicionales “cargamentos” que se ofrendan a la Mamita Gualala, aunque una buena parte ya no se mostraron adornados como años atrás con platería, sino con peluches y juguetes de todo tipo, y hasta verduras y otros tipos de alimentos.

En su homilía, el arzobispo de Sucre, monseñor Jesús Juárez, se pronunció sobre la falta de una resolución de “tolerancia” en las actividades laborales para que los creyentes pudieran acudir a la celebración principal.

“Si para un partido de fútbol dan tolerancia qué mayor tolerancia tendrían que dar para honrar a la Gualala en su día (…) si bien es un Estado laico, hay tradiciones del pueblo creyente, como cuando el presidente Evo Morales acude ante la Virgen de Urkupiña para pedir bendiciones”.

Por otra parte, llamó a los feligreses a obedecer con preeminencia la ley de Dios al ejemplificar esto con los sucesos de los primeros discípulos. “Cuando les prohíben hablar de Jesucristo (a los discípulos), la valentía de ellos fue la respuesta que dieron ‘Hay que obedecer a Dios antes que a los hombres'”, dijo en la misa que estuvo acompañada por el Coro Metropolitano.

A lo largo de varias cuadras, una vez concluida la misa, niños, jóvenes y adultos acompañados de los cargamentos recorrieron las calles de la ciudad siguiendo la imagen original de la Virgen de Guadalupe hasta retornar a su Capilla.

Con la colecta de la misa, la Iglesia comenzó una recaudación para la refacción de la Catedral y anunció que solicitará apoyo a diferentes instituciones.

Ofrendas

Como es parte de la tradición, se presentaron los llamados “cargamentos” consistentes en automóviles adornados desde hace años con platería y monedas antiguas acomodadas sobre aguayos, sin embargo, con el tiempo se evidencia cada vez más la presencia de peluches, muñecas y frazadas.

Para algunas personas, como Raúl Paredes, son carros alegóricos y no cargamentos, ya que ahora llevan peluches y frazadas en lugar de platería; en su opinión deberían ser reducidos porque contrastan con la “verdadera fiesta”.

Al contrario, para otras personas como el poeta y gestor cultural René Antezana, el cambio es una muestra de los nuevos conceptos de bienestar y prosperidad que tiene la población, objetos que representan anhelos diferentes a los de años anteriores, porque son ofrendas con simbología relacionada a la familia y otros.

Celebración

En la Iglesia Católica, el 8 de septiembre se celebra el nacimiento de la Virgen María, que en el caso de Chuquisaca coincide con la fiesta patronal de la Virgen María de Guadalupe.