Cochabamba

Mensaje de Mons. Tito Solari en el día de su cumpleaños

Como algunos de ustedes saben, hoy es un día especial para mí, pues hoy el Señor me ha permitido llegar a los 75 años de edad. Este acontecimiento despierta en mí sentimientos profundos que se centran, principalmente, en el agradecimiento y en la alegría. 
Hasta hace tres años atrás, cada vez que cumplía años solía llamar a mi mamá por teléfono y le daba las gracias por haberme dado la vida, no sólo al nacer, sino a lo largo de todo el tiempo que me acompañó, en cada una de las etapas de mi vida, con su presencia, su amor y su oración.
Ahora, en estos últimos años, y éste 2014 en especial, quiero agradecer a mí otra madre, mi Madre Iglesia de Cochabamba que también me ha dado la vida a lo largo de estos años, y que día a día me sigue dando vida. Gracias a los sacerdotes, a las y los religiosos, a los laicos, a tantos miembros de nuestra Iglesia que al compartir su fe, su tiempo, su cariño, su esperanza y sus sueños conmigo han sido fuente de vida y han colmado de amor el corazón de este Obispo. ¡Muchas gracias!
Y también existe en mí un profundo sentimiento de alegría al llegar a esta edad, es la alegría por haber cumplido la Misión que nuestro Santo Papa Juan Pablo II me confió hace más de 16 años: servir y amar a esta Iglesia, a este pueblo de Dios que me ha enriquecido tanto y al que debo tanto. Este pueblo que me ha acompañado mientras el Señor guiaba nuestros pasos.
Son estos los sentimientos que llenan mi corazón en esta ocasión, y quiero pedir a Nuestra Señora de Urcupiña que me dé la bendición de poder seguir caminando con ustedes, sirviendo y amando a nuestra Iglesia en Bolivia.
Finalmente, les invito a que me acompañen en la celebración de una Misa de Acción de gracias al Señor, por tantos dones recibidos en estos 75 años, y que compartan conmigo este momento de especial alegría. La cita es a las 19:00 hrs. en la Catedral. ¡Les espero!
Con tanto afecto,
+ Mons. Tito Solari Capellari