Internacional

Más de 1.800 jóvenes darán testimonio de su fe en todo Chile

Más de 1.800 jóvenes, se reunieron este sábado 12 de julio en el campus San Joaquín de la Pontificia Universidad Católica de Chile, para dar inicio a una semana al servicio de los más necesitados, participando en los proyectos Trabajo País, Misión de Vida y Siembra UC, impulsados por la Dirección de Pastoral y Cultura Cristiana de la UC.

Los estudiantes se reunieron en la entrada del campus para realizar una procesión hacia la iglesia del Sagrado Corazón, guiada por monseñor Ricardo Ezzati, Gran Canciller de la UC y arzobispo de Santiago, quien presidió la Misa de envío que dio inicio a estos proyectos misioneros y de trabajos que se realizan durante las vacaciones de invierno.

“Espero que esta experiencia de servicio, de misión y de verdadera comunión con Cristo, sea una oportunidad muy grande para cada uno de ustedes, y que puedan llevar a cada uno de los lugares donde van el gozo y la esperanza”, recalcó el arzobispo de Santiago.

El rector de la Universidad Católica, Sr. Ignacio Sánchez, también estuvo presente en la Eucaristía de envío de los voluntarios y destacó la importancia de estas misiones y trabajos para la Casa de estudios.

“Estos estudiantes son verdaderos embajadores de la universidad, van mostrando a las comunidades a las cuales se dirigen nuestros valores y principios, volviendo con renovados estímulos para seguir en este camino de la fe”, señaló la autoridad académica.

Los jóvenes, pertenecientes a más de 40 instituciones de educación superior del país y a 30 colegios de distintas diócesis de Chile, compartirán con las comunidades de los lugares que visitarán hasta el domingo 20 de julio, siendo un apoyo al párroco del lugar, siempre en concordancia con las necesidades de la Iglesia.

Repartidos en 54 localidades diferentes desde Santa Elena en la región de Arica y Parinacota, hasta la indómita isla de Caguach en Chiloé, los más de 1.800 estudiantes partieron en 30 ómnibus para entregar nueve días de sus vacaciones de invierno en proyectos solidarios.

Trabajo País son católicos voluntarios que buscan hacer un Chile más unido a través de la construcción de espacios comunes y diferentes talleres para las personas de cada comunidad visitada.

Misión de Vida son misiones de invierno en las que principalmente participan alumnos de la UC, y cuyo objetivo es llevar la palabra de Cristo a los hogares de las localidades con menos católicos de nuestro país.

Siembra UC es un proyecto que congrega a universitarios y estudiantes de cuarto medio de diferentes colegios, para salir todos a buscar en distintas localidades del sur un real encuentro con Cristo.

Los jefes nacionales de Trabajo País, Cecilia Longueira y Patricio Castro, explicaron que el objetivo del proyecto es “ser constructores de esperanza en cada comunidad que visitamos, todos los proyectos que realizamos tienen como objetivo reunir a las diferentes localidades y en conjunto formar comunidad centrada en Cristo”.

Los jóvenes agregan que “el compromiso ciudadano y el servicio a Chile es nuestro sello, pues más allá del aporte material y espiritual que se pueda entregar en esos 10 días de trabajos, lo que Trabajo País busca es ser una verdadera escuela de servicio y formar chilenos que se hagan responsables activos de la sociedad hoy y mañana”.

El domingo 20 de julio, los jóvenes regresarán de estas misiones y trabajos, y vivirán una misa de cierre en el Templo del Sagrado Corazón de campus San Joaquín, mismo lugar desde donde comenzaron, para concluir su tiempo entregado al servicio del país junto a Cristo.+