La Paz

MARCHISTAS CUENTAN CÓMO LA IGLESIA CATÓLICA ACOMPAÑO LA MARCHA

Rosendo Maldonado: “La iglesia nos atendió con mucho cariño”.

Del pueblo indígena Chimanes, Rosendo Maldonado Mayta llegó con toda su esposa y sus tres hijos a la ciudad de La Paz. “Vine con mi familia entera para que también mis hijos cuenten a la gente que se quedó en el pueblo lo que vivieron en toda la marcha”.

Habló de sentirse alegre al ver que mucha gente los recibió y acogió. También dijo que toda la marcha está orgullosa al llegar a La Paz, junto a otros hermanos que les acompañaron en la marcha, dice que vinieron a hablar de las posiciones de su demanda. Piensa que la iglesia católica les acogió con mucho cariño.
Olga flores: “Un grupo de religiosas fue nuestro único refugio de fortaleza”.

Olga Flores: Un grupo de religiosas fue nuestro único refugio de fortaleza.

Desde el 15 de agosto, Olga Flores comenzó a marchar desde la Ciudad de Trinidad. “Mi compromiso es por los derechos humanos y para que se respeten los derechos de los pueblos indígenas”.

Manifiesta que el apoyo de la iglesia católica ha sido muy significativo por todo el apoyo que recibieron de ella. Primero porque un sacerdote les llevó agua hasta el lugar en que se encontraban sin este elemento vital. Y por otro lado el acompañamiento de un grupo de religiosas de Yucumo que fueron las únicas que les brindaron fortaleza y refugio en el momento del asalto y atropello en la localidad de Yucumo.