Internacional

LOS DÍAS 9 Y 10 DE JUNIO SERÁ LA COLECTA DE CÁRITAS ARGENTINA

(Buenos Aires) “Pobreza cero. Vida digna para todos”, será el lema de la colecta anual de Cáritas Argentina, prevista para los días 9 y 10 de junio en todas las parroquias, capillas, centros misionales y colegios del país.

Monseñor Oscar Ojea, obispo de San Isidro y presidente de la entidad caritativa de la Iglesia, aseguró que pobreza cero “no es una utopía irrealizable” sino que “expresa el deseo que surge de las mismas entrañas de la humanidad de poder desterrar los obstáculos para que cada personas pueda participar con igualdad de oportunidades en la misma mesa. Y digo que es el sueño, porque el sueño esconde siempre un deseo profundo”.

“Pobreza cero  -explicó- expresa ese deseo y moviliza el corazón del hombre en lo más profundo y no en lo superficial, lo más profundo es que cada miembro de mi comunidad pueda dar lo mejor de sí mismo, porque yo necesito de ellos, yo necesito que me enriquezcan, yo no puedo solo, no soy omnipotente. Así no se puede vivir, se vive del vínculo, del amor, se vive de la gratuidad, de la pareja, de los hijos, de los seres queridos”.

El prelado sostuvo que “lo que moviliza la primera parte del lema diría yo que está estrechísimamente conectado a la segunda parte del lema. Esto es importante porque, quedarse solamente con la pobreza cero, en alguna mente puede cruzarse ‘éste está en desacuerdo con todo lo que se hizo, está con bronca” con el municipio, gobierno de la provincia, etc.”, y consideró que al decir pobreza cero, Cáritas habla de dignidad para todos, está unido a la remoción de las causas profundas de la pobreza”.

Dijo que se tiene en cuenta la dignidad “cuando es humillada, cuando esa dignidad es pisoteada, cuando el hombre es pisoteado, ahí aparece con más fuerza y decimos: ‘esto no puede ser’. Porque hay algo en mí que no lo tolera, no lo permite, como un llamado esto no puede ser”

“La dignidad pisoteada se expresa como un grito, por eso hablamos de clamor de justicia, porque tiene que ver con el pisoteo de aquello que es mucho más profundo, que está mucho más adentro que es lo que el hombre vale. El hombre no puede ser tratado así porque no vale eso. Vale la sangre de Dios, vale la carne de un Dios hombre”, indicó.

El obispo llamó a aprender de la “delicadeza del estilo de Jesús”, que revela la dignidad de todo hombre, en este caso haciendo hincapié en la diferencia”.

Por último, monseñor Ojea opinó que “el lema ayuda, nos va a dar mucho material como para poder unir una cosa a la otra y nos puede hacer reflexionar sobre la dignidad que es un tema riquísimo, y que complementa magníficamente la primera frase que hemos trabajado también el año pasado”.

Informes: comunicaciones@caritas.org.ar y en la página web www.caritas.org.ar .+

Texto completo del mensaje