Cochabamba

Las palabras vuelan, lo escrito permanece: Monseñor Roberto Bordi

Así parafraseó este dicho latino, Mons. Roberto Bordi, Obispo Auxiliar del Beni, a tiempo de comentar las publicaciones que realiza, hace 9 años y las mismas que, hoy por hoy, suman 49 números. Se trata de una literatura básicamente de reflexión espiritual bajo el nombre general de PENSAMIENTOS. Su propósito es pastoral y pretende llegar al corazón, a la mente y a la conciencia de la gente de nuestro tiempo. Además estas mismas publicaciones se encuentran disponibles en un blog, a fin de ampliar su difusión.

Como sacerdote y como pastor siempre tuve la inquietud de comunicar el mensaje cristiano, durante muchos años lo hice como párroco y como operador social. Ahora he visto la necesidad e importancia de la palabra escrita. Se puede hacer apostolado de muchas maneras y la escritura es una de las modalidades más importantes. Los latinos decían “Verba volant, scripta permanent” (Las palabras vuelan, lo escrito permanece).

He tratado de escribir de manera sencilla para hacerme comprender. La finalidad es llegar al corazón, a la mente y a la conciencia de las personas con el mensaje cristiano. Empecé hace 8 a 9 años. Le pedí consejo a Mons. Manuel Eguiguren, le presenté mi primer folleto y él me animó a escribir. Ya son 48 publicaciones y acabo de enviar a imprenta el número 49. No es una colección ´programada, sino que voy eligiendo los temas de acuerdo a lo que veo que puede ser relevante para la vida de los cristianos.
Temas como Camino a Dios, Caminaré en presencia del Señor, Dios fundamento, Vivir con esperanza, Vivir con alegría… y sobre Jesús tengo varios libritos, el último es precisamente Cristo Camino, Verdad y Vida y Cristo, luz del mundo, tengo otros como Evangelio es Alegría, o Manual del Misionero y otros temas fundamentales… tengo un librito sobre la Virgen, otro sobre la Biblia, otro sobre la Oración,, y así..
Nuestra relación con Dios y nuestra vivencia se juega en estos factores del corazón, de la mente y la conciencia. Me baso en la Doctrina Social de la Iglesia, la Sagrada Escritura y las ciencias humanas. Bajo este esquema he ido elaborando estos libritos. No sé hasta cuando seguiré escribiendo. es una actividad libre, será hasta que Dios quiera.

Deseo lograr que los fieles vean que la vida cristiana no es algo casual, sino algo fundamental. Entender que lo que viene de Dios nos lleva a Dios, de ahí viene la palabra religión que quiere decir relación. Dios es surtidor de los bienes materiales y espirituales. El bien más grande que Dios nos da es la participación en su propia vida, eso colma todas nuestras expectativas y se cumple así la meta de nuestra existencia.

Una señora me sugirió ponerlos en internet (en un BLOG) para que los que lo desean puedan aprovechar estos escritos. Cualquiera puede verlos y aprovecharlos, no tengo pretensiones como derechos de autor, mi único propósito es hacer apostolado, trabajar por la gloria de Dios y el bien de las almas, como lo hizo Jesús.

Estos escritos se financian en parte con la venta y el resto con la ayuda de Adveniat y la Conferencia Episcopal Española. La venta no cubre los costos, pero son una base. La providencia provee y hasta ahora no ha faltado. Se imprimen unos 500 ejemplares, más o menos la mitad se regalan mayormente a sacerdotes y agentes pastorales en el Beni.