Internacional

La Plata: Semana de misión en el barrio penitenciario de Olmos

(La Plata / Buenos Aires) La arquidiócesis de La Plata desarrolló en la localidad de Lisandro Olmos, donde se encuentra el centro penitenciario más grande del país, una semana misionera con el fin de preparar los corazones para la Navidad que se aproxima y anticipar las misiones del verano, en el marco del Año de la Fe convocado por el papa Benedicto XVI y con miras a la nueva evangelización que la Iglesia se propone. El arzobispo de La Plata, monseñor Héctor Aguer, y el obispo auxiliar, monseñor Nicolás Baísi, se hicieron presentes junto a seminaristas y superiores del Seminario mayor San José.
   
Seminaristas, miembros de la pastoral juvenil, grupos de parroquia y otros movimientos eclesiales desarrollaron en la localidad de Lisandro Olmos, de la arquidiócesis de La Plata, una semana misionera con el fin de preparar los corazones para la Navidad que se aproxima y anticipar las misiones del verano, en el marco del Año de la Fe convocado por el papa Benedicto XVI y con miras a la nueva evangelización que la Iglesia se propone.

Durante la pasada semana, los seminaristas y los superiores del Seminario Mayor San José, de la arquidiócesis de La Plata, misionaron en la jurisdicción de la capilla San Marcelo, que depende de la parroquia San Benito, ubicada en la localidad que alberga el centro penitenciario de mayor capacidad de la Argentina.

Los religiosos visitaron a las familias del Barrio Penitenciario, en los alrededores de la cárcel; del barrio Petroquímica y del sector de quintas, donde residen en su mayoría trabajadores venidos de Bolivia. En este último caso, los seminaristas dieron continuidad a la ‘Pastoral de las Quintas’, de modo de evangelizar, preparar para los sacramentos y acompañar integralmente a los quinteros del vecino país.

En esta zona de la localidad, y con motivo de la fiesta de la Inmaculada Concepción, la comunidad boliviana inauguró una ermita en honor a la Virgen de Lourdes dentro de una de las residencias de la zona.

En los días de misión se celebró misa en la capilla todos los días, se atendieron confesiones, se realizaron actividades catequísticas y de recreación para niños y adolescentes, se bendijeron los hogares y se interpretó un pesebre viviente. También, algunos miembros de la comunidad recibieron los sacramentos de la iniciación cristiana.

Mientras que los superiores del seminario y otros sacerdotes tuvieron a su cargo las distintas celebraciones, la misa de clausura de la misión fue presidida el domingo 16 por el arzobispo de La Plata, monseñor Héctor Aguer, que aprovechó la ocasión para consagrar el altar de la Capilla.

Consagración del altar
En la homilía de la misa de finalización, monseñor Aguer exhortó a los fieles a ser audaces e infatigables en el empeño misionero del barrio. “En este Año de la Fe -remarcó-, y ya de lleno en la nueva evangelización, cada uno de ustedes debe ser una piedra viva de este templo”.

Junto al arzobispo, concelebraron los presbíteros Ramón Folgueras, párroco de San Benito, y Diego Delgado, superior de los Filósofos, en el seminario. Como diácono, asistió en la celebración Carlos Uranga.

La capilla de San Marcelo posee una imagen colonial de Cristo crucificado. Y hay, también, imágenes de Nuestra Señora de Lourdes y la Virgen de Caacupé. Se entronizará, próximamente, una imagen de San Marcelo, quien fue un papa de la Iglesia martirizado en 309, durante la persecución de Majencio.

De esta manera, la parroquia San Benito, de Olmos, cuenta ahora con tres capillas, contando el templo dedicado a san Vicente de Paúl, de Ángel Etcheverry, y la iglesia del Buen Pastor, que se encuentra dentro de la cárcel.

Preparando la Misión Juvenil 2013

Durante el sábado 8, el obispo auxiliar de La Plata, monseñor Nicolás Baísi, junto a otros sacerdotes, encabezó la “Pre-misión juvenil arquidiocesana 2013” en el barrio obrero 5 de Mayo, de Ensenada, bajo el lema “Tu palabra es una lámpara para mis pasos y una luz en el camino”.

En este mismo barrio se prevé construir la parroquia de los Santos Mártires Inocentes, y desde el 31 de enero al 10 de febrero, realizar la misión de verano.

Los clérigos y los miembros de la pastoral juvenil recorrieron los distintos sectores del barrio, compuesto por 54 escaleras con ocho departamentos cada una. Allí distribuyeron un volante con el Catecismo de Navidad y la oración de bendición de la mesa navideña. Igualmente, se pegaron calcomanías con el logo de la misión.

Como cierre de la pre misión se hizo una puesta en escena de un pesebre viviente, se celebró la misa y se brindó el sacramento de la reconciliación.