Destacadas

La Fuerza evangelizadora de los Santuarios, tema que reune a Rectores y Obispos de santuarios de 17 países

Desde el lunes 20 de noviembre con la llegada de las diferentes delegaciones de Latinoamérica y del Caribe ha iniciado el VI Congreso de Santuarios de las Américas en la casa campestre de la Arquidiócesis de Cochabamba.

Hoy martes a las 7:00 de la mañana la delegación de Paraguay fue la responsable de dirigir la Oración en la Capilla montada por la comunidad del Santuario de Urcupiña.

Posteriormente se realizó un pequeño acto inaugural donde P. Marcelino Chuquimiao, Presiente de la Federación Boliviana de Santuarios dio la bienvenida a todos los visitantes y les deseo una buena estadía.

El Presidente de la Federación de Santuarios también destacó que este Congreso muestra la preocupación  Pastoral de los diferentes responsables de Santuarios- “Esta nuestra presencia es un mirar nuestro servicio Litúrgico desde la Iglesia de las Américas , es esa preocupación de ser Iglesia de Jesucristo en este tiempo, destacó.

“La fuerza Evangelizadora de los Santuarios”, tema del VI Congreso de Santuarios de las Américas

“La fuerza Evangelizadora de los Santuarios”, es el primer taller que se llevó a cabo en el marco del VI Congreso de Santuarios que se realiza en el VI Congreso de Santuarios, la ponencia estuvo a cargo del P. Gabriel Bentoglio, Sub Secretario del Pontificio Consejo para la pastoral de Migrantes e itinerantes.

“Se profundizó el tema de la evangelización en el contexto de las peregrinaciones a los Santuarios, que es precisamente el tema general del Congreso. En su intervención puso de relieve la estrecha relación entre comunión, misión y evangelización. Afirmando que, la Iglesia es consciente de ser enviada a evangelizar a todo el hombre y a todos los hombres, respondiendo a la misión universal de su vocación. En este contexto, el santuario ofrece una plataforma inigualable a la acción pastoral de la Iglesia, gracias a su capacidad de convocar las personas y los grupos.

En el santuario se reúnen amplios sectores de la sociedad, un importante número de personas de toda edad y condición social y religiosa, muchas de las cuales se han alejado de la vida de fe y viven al margen de la pertenencia eclesial. Pero no son indiferentes, sino más bien a la búsqueda del sentido de la vida y de las cosas, a veces con corazón sincero y a veces simplemente movidas por la curiosidad. Para algunas personas, el santuario puede ser el único vínculo con la comunidad eclesial.

La peregrinación al santuario y la participación en los eventos que en él se celebran pueden tener un singular poder de evangelización, porque éstas son las ocasionesfuertes en las que el mensaje evangélico puede llegar “al corazón de las masas”.La Iglesia necesita aprovechar estas ocasiones para proclamar el mensaje evangélico y tratar de conducir hacia Cristo a todos aquellos que participan en la peregrinación y en la vida del santuario, asumiendo el papel del Buen Samaritano del Evangelio, que se hace cargo de la persona herida y abandonada al borde del camino”.