Análisis

Fernando Pérez: “Jesús”

Esta es la fiesta mayor del mundo cristiano, celebramos el nacimiento de Jesús palabra griega que venia del nombre hebreo Yeshua que quiere decir el Liberador, nombre digno que proviene de la primitiva palabra hebrea Yehoshua “Dios libera”.

Con seguridad, la fecha del 25 de diciembre no es la fecha exacta del nacimiento de Jesús, en esta fecha los romanos del imperio festejaban la gran Fiesta del Sol Invencible. Los primeros cristianos cambiaron el sentido de ese festejo celebrando en ese día el nacimiento de Jesús desde hacen 1.500 años.

Lo que importa es el significado de la vida de Jesús en la tierra, sus predicas y enseñanzas y sobre todo su testimonio de vida. Seguramente José, su padre le puso ese nombre con la esperanza de que fuera el liberador de su pueblo esclavizado por los romanos. Justamente viajaron a Belén para el censo, que era el último paso formal para anexar Palestina al imperio romano. Era una humillación para su pueblo.

Cuando esperamos la noche buena con una cena abundante y muchos sentimientos de amor familiar, seguramente estamos esperando las bendiciones para nuestra familia. Esa imagen de Maria, José y el niño Jesús es la imagen de la familia unida por el amor. Todos estamos juntos unidos por el amor, no importa si nuestra mesa es rica, modesta o pobre, bien servida o vacia de alimentos. Otros tendrán un árbol navideño repleto de regalos, otros no tendrán ni un solo regalo. Eso no importa, lo que importa es en qué medida hemos asumido el mensaje del Cristo. Y eso no tiene que ver con religiones. Los hombres no se dividen por religiones organizadas, sino entre quienes están comprometidos con los desprotegidos, los marginados de las sociedad y los que no lo estan. La navidad se la festeja todos los 365 días del año, caminando con los hermanos que necesitan de nuestra solidaridad.

Tal vez Jesús llegue tarde a nuestra cena, seguramente estará caminando entre los arrojados en los canales, en las cárceles, entre los esclavos de las industrias clandestinas, entre las prostitutas, entre los gays insultados, entre los niños que viajan entre los trenes de la muerte hacia los Estados Unidos, entre los emigrantes que se turnan en la cama caliente del desamparo, o entre los niños arrastrados a la guerra, a la violencia del narcotráfico, entre los sin techo que viven en los canales. O quien sabe está consolando a las mujeres golpeadas, torturadas por sus parejas, a los niños que viven en el terror de sus hogares violentos, o quien sabe recibiendo en sus brazos al niño del campo que muere por hambre o falta de atención médica. Vaya usted a saber, encuéntrelo entre ellos si quiere. La direccion ya la sabe, el método equivocado es buscar el dinero y los bienes materiales sin medida, el camino equivocado es el de la corrupción, del aprovechismo de los bienes de la comunidad, el abuso del poder. Lo contrario es el camino corto para llegar a la cena del señor en su cumpleaños.

Felicidades a todos los oyentes de nuestra emisora, bendiciones para sus familias y mucha luz de Cristo iluminando sus vidas.

Feliz dia de navidad.

 

Fernando Pérez

Encargado del Area Pedagógica de IRFA Santa Cruz