Análisis

Mensaje del Arzobispo Jesús Juárez: Mayo mes de María

MAYO MES DE LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA

 

El mismo sentimiento que había inspirado a los servidores de María a honrala cada día mediante diversas prácticas, cada semana con la devoción del sábado, cada mes por la celebración de alguno de sus misterios, los ha llevado, en los últimos tiempos a consagrarle cada año un mes entero.

Empezando el mes de mayo, mes de la Virgen María, el Arzobispo de Sucre nos hace una reflexión para que vivamos con fe estos días dedicado a la Madre de Dios.

 

MENSAJE DE MONS. JESUS JUAREZ PARA AL MES DE LA SANTÍSIMA VIRGEN:

“Queridos hermanos y hermanas comenzamos el mes de mayo, un mes dedicado a la Santísima Virgen María, un mes que los corazones de todo bautizado se vuelcan a honrar y venerar a la madre de Dios y madre nuestra, la madre de nuestro Pueblo, la madre que nos dice acérquense a Jesús, hagan lo que él les diga, escuchen a mi hijo y pórtense de acuerdo a sus enseñanzas e indicaciones que el nos dará.

En este sentido les pido hermanos y hermanas que en este mes de mayo recemos con mayor frecuencia el santo rosario, meditando los principales misterios de la vida de Cristo que paso de la vida a la muerte para darnos la salvación y no nos olvidemos de la oración del Dios te Salve María, recordando la bella escena del evangelio de Lucas “Alégrate María llena de gracia, el Señor está contigo, eres favorecida delante del Señor porque serás la madre del Hijo de Dios.

Los sábados están dedicados a honrar y venerar de una manera especial a la santísima Virgen, ojala que puedan participar en la Eucaristía y el rezo del Santo rosario en la Capilla de la Virgen de Guadalupe, también subir al cerro con sus parroquias rezando el santo rosario y así recordar esta consagración , que la Conferencia Episcopal ha hecho últimamente al corazón de María, imitando también el gento que se realizó en la Arquidiócesis de Sucre, consagrar el Depto. De Chuquisaca al Sagrado corazón de María.

De María, decía San Bernardo, nunca nos saciaremos porque es la madre que necesitamos para ser felices.

Que Dios los bendiga.”