Destacadas

Iglesia anima a vivir la fiesta de la Alasita con sentido de compartir lo que somos, tenemos y recibimos

La ciudad de La Paz se prepara a celebrar la tradicional fiesta de la Alasita que denota una serie de muestras culturales y de tradición fusionada con el sentido religioso que litúrgicamente celebra la fiesta de Nuestra Señora de La Paz.

La Iglesia pide que al revivir estas tradiciones no se pierda el sentido humano y el valor del compartir, la solidaridad y la fraternidad.

Cada 24 de enero cientos de personas se dan cita en las principales plazas y calles de la ciudad para adquirir diversos objetos en miniatura con la creencia de que durante el año aquello se hará realidad. Al mediodía la gente ingresa a los templos para elevar una oración y hacer bendecir los objetos adquiridos.

De esta manera el creyente reafirma la convicción de que “con la ayuda y bendición de Dios” logrará los objetivos deseados durante el año.

La iglesia no se opone a la celebración inculturada de la Alasita y por el contrario cada año exhorta a la comunidad a no perder el sentido humano de esta fiesta que no debe quedar en tema material sino trascender a un sentido espiritual.


“Celebrar las tradiciones sin perder de vista la relación humana y los valores que se pueden promover”.


En esa línea y como cada año el Área de Evangelización de la Conferencia Episcopal elaboró un insumo litúrgico dedicado a esta fecha. Es una publicación de la hoja dominical “Día del Señor” en tamaño de “alasita” que contiene las guías para la celebración del mediodía del 24 de enero.