La Paz

Falleció el lingüista que tradujo la Biblia en aymara. Recientemente fue condecorado por el Papa Francisco

Vicente Quispe Chura que tradujo la biblia en Aymara

Falleció Vicente Quispe Chura, traductor de la Biblia en Aymara, la Conferencia Episcopal de Bolivia hizo conocer este comunicado a través de su portal informativo:

“La Iglesia de Bolivia lamenta la partida del Señor Vicente Quispe Chura, nacido en el pequeño pueblo de Huatajata, ribereño con el lago Titicaca, Lingüista de profesión, dirigió durante años un equipo formado por aimaras bolivianos y peruanos para traducir varios textos litúrgicos.

El papa Francisco concedió al boliviano Vicente Quispe Chura una condecoración, el mes de abril del año 2017, por su gran aporte a la Iglesia en la traducción del castellano al aimara de varios textos litúrgicos, entre ellos: la Biblia, el misal, textos deuterocanónicos, tres leccionarios para misas, el Libro de Salmos y libros de celebraciones rituales y festivas, entre otros. Asimismo recibió el reconocimiento de la Sociedad Bíblica. Nos unimos en oración a la familia.”

Mientras que el Portal  Aleteia le dedicó esta noticia redactada por Pablo Cesio.

Murió el lingüista que tradujo la Biblia y otros textos litúrgicos a la famosa lengua originaria boliviana, el aymara

Nacido en el pequeño pueblo de Huatajata a las orillas del lago Titicaca -emblemático en América Latina y considerado el lago navegable más alto del mundo- el boliviano Vicente Silva Chura, perteneciente al pueblo originario boliviano aymara, ha dejado un legado imborrable para la fe de su pueblo.

Efectivamente, durante varios años Vicente se ha dedicado a trabajar como traductor de varios textos litúrgicos, entre ellos la Biblia, el misal, textos deuterocanónicos, tres leccionarios para misas, el Libro de Salmos y libros de celebraciones rituales y festivas, recuerda Iglesia Viva. Para ello también contó con la colaboración de un equipo de aymaras bolivianos y peruanos.

La meta de este lingüista de profesión desde siempre fue favorecer la“cultura del encuentro” y que estos textos pudieran ser interpretados por los aymara, uno de los grupos étnicos más famosos de América del Sur con fuerte arraigo a Los Andes y el Altiplano (Lago Titicaca, Poopó).

La muerte de Vicente, en los últimos días, impactó a quienes lo conocían, a la Iglesia boliviana y hasta el propio presidente Evo Morales, con fuerte arraigo con este pueblo originario en cuanto a sus antepasados, le rindió homenaje a través de las redes sociales.

“Lamentamos la partida del Hno. Vicente Quispe Chura, lingüista que mereció reconocimiento del hermano Papa Francisco por traducir la Biblia y textos litúrgicos al aymara. Nuestra solidaridad con su familia”, señaló Morales a través de su cuenta de Twitter @evoespueblo.

 

Ver imagen en Twitter

La condecoración del Papa

En abril de 2017, Vicente recibió recibió una condecoración de parte del papa Francisco (“Pro Ecclesia et Pontifice”) por haber colaborado en la traducción del castellano al aimara varios textos litúrgicos, tal cual recuerda esta nota publicada en Aleteia.

En aquel entonces, el presidente de la Conferencia Episcopal de Bolivia le agradeció de manera especial.

“Queremos transmitir nuestro agradecimiento por este esfuerzo de traducir al idioma Aymara estos libros litúrgicos. Es un gran apoyo y una gran colaboración a la vida de la Iglesia en Bolivia”

, manifestó el monseñor Ricardo Centellas, publicó en ese momento la Agencia de Noticias Fides.

Durante una ceremonia, en la localidad boliviana de Cochabamba, rodeado por las autoridades eclesiásticas de Bolivia, Vicente no pudo esconder la emoción.

 

VICENTE QUISPE CHURA

@IglesiaVivaCEB

 

“Esta condecoración es un homenaje al valeroso pueblo aymara que ha sabido defender sus usos y costumbres y mantener su lengua a pesar de que ha sido poco valorada, silenciada e inclusive menospreciada”, expresó.

“Este pueblo mantiene su fe viva en Dios, en la vida, en la Pachamama, en la mamita de Copacabana (Virgen de Copacabana, Bolivia), nuestra madre y en la de Nuestro Señor Jesucristo. La dedico a mi pueblo aimara, a las comunidades cristianas que cultivan su fe católica y también a los sacerdotes aimaras y laicos”, prosiguió.

Vicente también tuvo unas palabras especiales para con su esposa e hijos, quienes de alguna manera representaron un sostén durante años de intenso trabajo.

“La fe en Dios se fortalecerá más si seguimos orando en nuestra propia lengua”, manifestó en ese momento.