Destacadas La Paz

A 56 años fallece por covid el sacerdote Juan Pablo Zabala, Inspector de los salesianos de Bolivia

Juan Pablo Zabala SDB

La Comunidad de los Salesianos de Don Bosco (SDB) de Bolivia lamenta informar el fallecimiento del padre Inspector Juan Pablo Zabala Torrez, SDB, que el día lunes, 01 de marzo, en horas de la noche, en la ciudad de La Paz, Recemos por su eterno descanso. Gracias a Dios por su vida y ministerio.

Este 15 de enero cumplió 56 años.

***

Juan Pablo Zabala nació el 15 de enero de 1965 en La Paz, Bolivia.

Hizo su noviciado en Santa Eulalia, Perú; hizo su Primera Profesión Religiosa el 12 de febrero de 1985 y su Profesión Perpetua el 31 de enero de 1992 en La Paz, Bolivia.

El 24 de septiembre de 1994 fue ordenado Sacerdote, en La Paz-El Alto.

Fue Vicario de la comunidad del Teologado “Pablo VI” de Cochabamba (1998-99), Director del Instituto “Don Bosco” de la misma ciudad (1999-2005) y desde 2017 ocupa el cargo de Vicario del Instituto “Don Bosco” de La Paz;

En la Inspectoría de Bolivia se desempeñó como Secretario (1997-99), Consejero Inspectorial (1999-2002 y 2017 – en curso), Vicario (2002-2005) y Delegado de Servicios Inspectoriales-Centros de Educación (2004-2005).

Fue Inspector de la Inspectoría de Bolivia en el sexenio 2005-2011 y después obtuvo un doctorado en la Univiersidad Salesiana de Roma.

Recientemente había asumido el cargo de Rector de la Universidad Salesiana de Bolivia por el periodo  2020 – 2026.

Su vida fue truncada por el Corona virus.

Mensaje del sacerdote salesiano Carlos Longo a los amigos de los Salesianos

Estimados hermanos.
Nos duele en el alma esta dolorosa noticia!
El P. Juan Pablo ha muerto!

Tras tantos cuidados y verdaderas atenciones médicas, con personas renombradas en medicina, con la tecnología más avanzada…. no se pudo salvar la vida de nuestro querido P. Juan Pablo.

El dolor nos oprime y las palabras no logran expresar nuestro verdadero dolor por tan irreparable pérdida.
El P. Juan Pablo de 56 años de edad, tras dolorosos sufrimientos se ha ido al cielo ayer antes de la media noche.

Todos los salesianos de Bolivia estamos doloridos y acongojado.
Hemos perdido a nuestro querido P. Provincial!

Nos cabe rezar a Dios que lo acoja en su Reino.

Elevaremos oraciones por el.

Que Dios, en su bondad, lo reciba en su Reino. Y que el Padre Juan Pablo del cielo nos asista con su protección paternal.

Oraciones.

P. Carlos Longo


Más noticias

Inspector de Bolivia

Cochabamba
Nuevo Superior Provincial de los Salesianos en Bolivia
Después de haberse realizado un proceso de consulta a los Salesianos de Don Bosco de Bolivia, el P. Ángel Fernández Artime, Superior General de los…
  • Nos hicimos amigos y hermanos, compartimos los ideales de la santidad salesiana. Me duele que el covid te haya llevado. Y la distancia desde la que escribo… pero te mando mi abrazo hasta ese paraíso salesiano del que en algún momento habláramos. Ha…

    Ver más
  • Realmente recibir esa noticia es como un balde de agua fria un salesiano siempre dispuesto a todo el unico consuelo q nos queda es q esta a lado de nuestro señor y que desde alla nos mandara sus bendiciones como siempre lo hacia hasta pronto Padre Juan…

  • Doy gracias al Señor por haberte conocido…. Adiós querido Juan Pablo, goza de la verdadera vida en la presencia de nuestro Señor. Gracias por tu amistad, tu alegría y servicio.😔
  • Si no fuese por usted yo habría pasado una navidad muy triste como cuando me encontré preocupado por un examen perdido..

    Siempre ha velado por sus estudiantes preguntando si estamos bien, es cuando el espíritu tiene inquietudes y aparece un Angel co…

  • Descanse en Paz Padre Juan Pablo, muchas gracias por todas sus enseñanzas
  • Fan destacado
    Mi muy querido hermano se que gozas ya en la presencia de Nuestro Creador, sin embargo tu partida me deja un profunfo dolor.
  • Que en paz descanse! Qué tristeza! 😢😢😢
  • No lo puedo creer 😞 como Dios!!! gracias por todo
  • Mis sentidos pésame a la familia Salesiana
  • Fan destacado
    Descansa en paz padre 🙏
  • Te llevas una parte de mi vida, querido hermano. Siempre te recordaré, de niños jugando en el mismo patio y de jóvenes compartiendo los ideales de la vocación. Dios en ti nos dio un gran regalo. Gracias por tu vida.