Sucre

Escuela de Líderes Salesianos en Camargo (Chuquisaca)

Los pasados días 2,3 y 4 de junio la regional de EPDB Chuquisaca – Potosí continuó con proceso de formación de los jóvenes Líderes de sus unidades educativas localizadas en la comunidad de Camargo, misma que queda a unos 352 km de la ciudad de Sucre.

Obedeciendo a una planificación re-gional, en coordinación con la planificación nacional y constante comunicación con el Director Nacional de EPDB, P. José Iriarte, se procedió a realizar la segunda etapa de formación de los jóvenes Líderes en esta región. La primera etapa de formación corresponde a una formación interna, es decir a cargo de las mismas unidades educativas. Ya en la segunda etapa corresponde a una Escuela Regional, las oficinas regionales, tienen una intervención total. Y Camargo fue justamente la primera de tres escuelas regionales que se realizarán en esta gestión.

La escuela regional contó con la participación de más de 50 jóvenes de las unidades educativas “3 de Abril”, “José Vicente Camargo” así como la participación de los jóvenes animadores de la parroquia local; esta formación tan importante, ayudará a estos jóvenes no sólo en la etapa de su juventud sino, serán lecciones de vida que motivará a toda la comunidad educativa.

Esta primera experiencia, fue totalmente nueva ya que en gestiones pasadas no se realizó este tipo de escuelas en Camargo propiamente, sino que estos los jóvenes participaban de la escuela en Potosí. Todo ello representó un reto para la oficina Departamental a cargo del Lic. Jaime Vaca Guzmán Arancibia (Director Regional), y en colaboración de la Lic. Rocío Larrazábal Forest (Técnico Pastoral) y Lic. Mauricio Barahona Pari (Técnico Pedagógico).

También se contó con el aporte de jóvenes del equi-po de apoyo de EPDB como ser: Isabel Quispe (Sucre), Fernando Pérez y Vilma Harriague (Potosí).

Afortunadamente todas las actividades planificadas dentro de la escuela fueron un éxito, ya que la meta deseada pudo ser alcanzada, y todo esto gracias también a la colaboración de las comisiones pastorales y profesores de ambas unidades, de los directores académicos, de los párrocos de la comunidad y de los padres de familia. Dichas actividades como la coronación a la virgen (en la que participó toda la comunidad), la adoración y misas de envío representaron momentos profundos y reflexivos para los jóvenes, así como temas (espiritualidad, liderazgo, valores, etc.) y talleres (subsidios, dinámicas, origami, etc.) dentro de la escuela, motivó la función de Líderes que desempeñan en la comunidad educativa.

Ahora se vienen en puerta dos escuelas más en el mes de Julio y Agosto, en las regiones de Monteagudo y Potosí respectivamente. Y se espera que con la ayuda de Dios y la confianza en la Virgen María, dichas experiencias serán igual de satisfactorias.

Por Mauricio Sagir Barahona