Oruro

Empresarios reafirman unidad sectorial para trabajar por el desarrollo productivo

Los empresarios de Oruro ratificaron su decisión de preservar la unidad de la familia empresarial, asumiendo el compromiso de seguir aportando al desarrollo regional en pos de alcanzar mayor crecimiento productivo con nuevas inversiones, como tarea fundamental para la gestión 2013.

En la tradicional Cena de Navidad cumplida el jueves en la sede de la Federación de Empresarios Privados de Oruro (FEPO), su presidente Fernando Dehne Franco, pidió “que cada hogar se convierta en el refugio donde está depositado el pesebre que nos recuerda que somos hijos de Dios, del Dios de la Vida que nos hace dignos e iguales, para trabajar aportando al desarrollo regional, buscando alcanzar el crecimiento productivo con más inversión como tarea fundamental de visionarios empresarios que quieren construir una región progresista con gran futuro para las nuevas generaciones”.

Pidió a los emprendedores que “la luz de la Estrella de Belén permita fortalecer el compromiso de preservar la unidad de la familia empresarial para mantener viva la llama de la fe en sus hogares, llevando en sus corazones el íntimo secreto que se traduce en el amor a sus familias, sus hijos, padres y el amor al prójimo que comienza con el respeto mutuo y la generosidad que debe existir en todo tiempo para aplacar la violencia, el autoritarismo, la soberbia y hasta la imposición que hay en algunos sectores de la sociedad, donde prima el poder de la fuerza antes que la razón”.

COMPROMISO

Destacó el compromiso que tienen los empresarios en los diferentes gremios donde se esfuerzan por generar más empleos, afirmando que no se debe esperar que todo lo hagan las autoridades, sino más bien convocar a las autoridades para guiarles y coadyuvar en su gestión, puesto que muchas veces quienes se desempeñan en la función pública, poco o nada conocen del gran aporte de la empresa privada y sólo se dedican a criticar, cuando más bien tienen que estar seguros que los empresarios contribuyen de forma decidida a fortalecer la economía regional y nacional.

Recordó que como ocurrió hace más de dos mil años, “cuando la estrella iluminó el pesebre en Belén, para guiar a los caminantes y sirvió para que los Reyes Magos lleguen hasta el Redentor, ojalá ahora podamos hallar el camino para llegar a Cristo y por él al Padre en quien tanto confiamos, por la fe que profesamos con la esperanza de días mejores para los bolivianos, para que todos los empresarios y emprendedores orureños pese a las vicisitudes sigamos construyendo la libre iniciativa privada, pilar y base de nuestra economía, para generar empleos dignos que garantizan el sustento para cientos de familias”.

INVITADOS

A la Cena de Navidad asistieron los presidentes de las cámaras, asociaciones, empresas e instituciones afiliadas, el comandante de la Policía Departamental, coronel Wenceslao Zea, el presidente del Concejo Municipal, Juan José Ramírez, siendo invitado especial el Obispo de la Diócesis, monseñor Cristóbal Bialasik, quien convocó a incentivar la fe que resulta ser el camino directo para llegar a la Noche Buena para ser los actores directos de la celebración y recordación de la Natividad de Jesús, que se conmemora desde hace más de dos mil años. Bendijo los alimentos y pidió a Dios, porque la Navidad sea el punto de reencuentro de todos los empresarios y orureños con la esperanza en el Año Nuevo 2013 para que el crecimiento del sector empresarial permita siempre pensar en los más necesitados para que todos tengan una vida digna.

Las palabras de bienvenida al encuentro navideño de los empresarios orureños fueron ofrecidas por el primer vicepresidente de la FEPO, Carlos Espada Téllez y el brindis por la Navidad y el Nuevo Año 2013 a cargo del tesorero, Alberto Prado Peredo. A la finalización de la cena se sortearon tres canastones y el dinero recaudado por la rifa que asciende a 2.500 bolivianos será entregado a las religiosas del Hogar de Ancianos “La Sagrada Familia”, para la atención de la cena de Noche Buena a los ancianos y ancianas del centro de acogida, como se cumple cada año desde la gestión 2006.