Internacional

El Vaticano trabaja en futuro viaje del Papa a México

El Vaticano ha comenzado a dar los primeros pasos para un viaje apostólico del Papa Francisco a México. Según confirmó el director de la sala de prensa del Vaticano, Federico Lombardi, la gira se realizaría durante el año 2016 aunque no dio fechas definitivas ni una agenda prevista. De todas maneras anticipó que una parada obligada sería al santuario de Nuestra Señora de Guadalupe.

“El Papa desea ir a México, como bien sabemos porque lo ha dicho él mismo muchas veces en conexión con el viaje a los Estados Unidos. Existe un proyecto para hacer este viaje en el próximo año y por este proyecto comenzaron los pasos concretos”, indicó el sacerdote jesuita.

Agregó que si Jorge Mario Bergoglio va a México “naturalmente” tiene la voluntad de ir a honrar a la Virgen de Guadalupe en su santuario, en la capital del país. No obstante, precisó: “Este no es un anuncio oficial porque no tengo fechas ni una agenda a comunicar, digo que se trata de un proyecto que comienza a ser concreto”.

Hace menos de un mes el mismo líder católico confesó que había considerado seriamente un viaje a México antes de su gira a los Estados Unidos y que incluso había considerado visitar Ciudad Juárez, pero asumió que no haber visitado a la Virgen de Guadalupe habría sido “una cachetada” para el país.

Durante una conferencia con los periodistas que lo acompañaron a bordo del avión papal el 22 de septiembre, en su recorrido de Santiago de Cuba a Washington, confesó también que inicialmente su paso por Cuba no estaba previsto.

“(Mi visita a la isla) fue un poco casual, porque yo pensaba entrar en los Estados Unidos por México al principio; la primera idea, Ciudad Juárez, el límite, ¿no? Pero ir a México sin ir a la guadalupana… hubiera sido una bofetada, pero eso pasó, fue una cosa que pasó”, explicó.

Reveló que cuando el 17 de diciembre de 2014 se anunció la conclusión del proceso reservado de negociaciones entre cubanos y estadounidenses para el restablecimiento de las relaciones diplomáticas, exclamó: “No. Voy a entrar a Estados Unidos por Cuba, y la elegí por este motivo”.

Con esta visita el líder católico pagará la promesa que le hizo al presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, el 7 de junio de 2014 cuando lo recibió durante una audiencia privada en el Palacio Apostólico del Vaticano. Al terminar esa reunión el mandatario anunció públicamente que había invitado al Papa a su país y que él aceptó”. Y agregó: “Esto es motivo de gran alegría”.

En enero de 2015, a su regreso de Filipinas y Sri Lanka, el Papa finalmente informó que había optado por desistir de su etapa mexicana antes de ir a Estados Unidos. Desde entonces una gira al país estaba pendiente.