Internacional

El padre Mateo superó el coronavirus: «Mi sistema inmune reaccionó muy bien y no necesité medicamentos»

No tuvo síntomas y destaca la fortaleza de su sistema inmune. El padre Mateo Bautista, que el domingo de pascua cumplió 60 años, es una de las historias de coronavirus que tiene un final feliz: la última prueba que le hicieron dio negativo y aunque mantiene el confinamiento, podrá retomar sus actividades una vez que todo pase.

Desde Perú, donde vive en una comunidad con cinco sacerdotes en la que todos están aislados, el padre Mateo conversó con EL DEBER sobre su experiencia con la enfermedad 

 

_¿Cómo fue su experiencia con el virus? ¿Tuvo síntomas?

Estaba guardando la cuarentena, pero los sacerdotes tenemos tareas muy específicas, tanto en centros de salud como velatorios o cementerios. Y realmente no sé dónde agarré la infección. Sentí ligeros síntomas, un picor en la garganta con tos seca y nada más. Nunca tuve fiebre ni malestar. No hizo falta que me internen, me quedé en mi habitación por 15 días.

_¿Qué sensación tuvo al conocer el resultado de la prueba que dio positivo?

Lo primero fue sorpresa porque había controlado todo lo posible y tomé todas las medidas de seguridad. Verdaderamente no sé dónde me contagié.

_¿Las personas que tuvieron contacto con usted están en observación?

Todos los de mi casa estamos en cuarentena y todos se han hecho las pruebas. Estamos con la mascarilla hasta en la casa y cada uno en su habitación, estaremos así de quince a veinte días por precaución. El personal de servicio está guardando cuarentena en sus casas.

_¿Qué tipo de tratamiento ha recibido?

Mi sistema inmunológico reaccionó muy bien y no necesité medicamentos. Nunca he tomado medicamentos, he sido deportista y he tenido buenos estilos de vida. Creo que ha habido un hecho que me ayudado mucho y es que he donado sangre 137 veces. Eso implica que la sangre se renueva y el sistema inmunológico se refuerza, cuando viene una infección el cuerpo está muy preparado.

_Una vez que retorne a la rutina, ¿qué medidas asumirá para cuidarse teniendo en cuenta que como sacerdote visita enfermos?

Seguiré con las medidas de prevención como mantener la distancia, usar barbijo, el lavado de manos, usar los aerosoles para desinfectar alrededor. Hay que extremar las medidas y hay que cortar la cadena de infección ahora; si entre todos conservamos la cuarentena y nos cuidamos, podemos hacer ese corte.

_¿Qué le dice a las personas que están luchando contra la enfermedad?

Que nos cuidemos y cuidemos a los demás. La cuarentena es la mejor norma para cortar la infección del virus, la clave es la prevención. A quienes han contraído la infección, decirles que no pierdan la paz, que se entreguen al señor con mucha fe y se cuiden mucho.

Por otro lado, hay que recordar que Bolivia necesita la ley del 10% para la salud, es una urgencia y obligación del Estado. La salud es un derecho y es la primera responsabilidad financiera.

​FUENTE: EL DEBER