Internacional

Directores de OMP visitaron tumba del Beato Paolo Manna

El pasado 2 de junio, en el marco de la celebración de los 100 años de comienzo de la Unión Misional, después Pontificia Unión Misional, se ha realizado una peregrinación a la tumba del Beato Paolo Manna, fundador de la PUM.

El Padre Paolo Manna, misionero en Birmania por tantos años, tuvo la inquietud de mantener viva la dimensión misionera en la Iglesia y cuidar la formación permanente de los agentes comprometidos en la misión junto a los sacerdotes diocesanos. Estos términos, estado permanente de misión, formación misioneros de los agentes de pastoral, parecen muy comunes a nosotros que hemos vivido los grandes cambios el Concilio Vaticano II y los encuentros latinoamericanos de Medellín, Puebla, Santo Domingo y Aparecida.

Pero el P. Paolo Manna hablaba de estos temas ya desde el final de 1800 y comienzo de 1900. Ha sido en este sentido un profeta, un hombre del Espíritu, que ha sabido dejarse permear del amor a la Iglesia, del entusiasmo misionero y de la docilidad al Espíritu Santo.

En la peregrinación que hemos vivido hemos celebrado un momento de adoración eucarística a la luz de algunos escritos de Paolo Manna. Solo quiero compartirles una frase que se me quedó en la mente y en el corazón: “Todo, siempre, solo para Dios”. El las definía las cinco palabras clave para recorrer el camino de la santidad y de la felicidad.

La invitación del Padre Manna era la de empezar cada día con la señal de la cruz y con esta oración: “Todo, siempre, solo para Dios”, dando de esta manera un espíritu espacial al trabajo, al estudio, al encuentro con las personas, a la vida en familia, al quehacer diario. Creo que son de suma actualidad y que podrían ser una linda manera para vivir misioneramente nuestra vida; vivida así, nuestra vida es anuncio y testimonio de la Buena Noticia de Jesús.

Ha sido un momento de espiritualidad fuerte y una manera de recuperar el espíritu de una de la cuatro Obras Misionales Pontificias.comparte el Director Nacional de las Obras Misionales Pontificias Mons. Eugenio Scarpellini desde Roma donde durante toda la semana fue parte de la “Asamblea Anual de Directores de Obras Misionales Pontificias”.