Cochabamba

Diferentes religiones se reunirán en Oración

ENCUENTRO INTERRELIGIOSO DE ORACIÓN POR LA PAZ

Cristianos de distintas iglesias (católicos, metodistas, pentecostales), Soka Gakkai Internacional, Judaísmo, Hinduismo, Bahai y Espiritualidad Andina, invitan a participar del Encuentro Interreligioso de Oración por la Paz, a realizarse el jueves 27 de octubre, a Hrs. 19:00 en la Plaza “14 de septiembre” de la ciudad de Cochabamba.

Desde el año 2003, cada 27 de octubre en el departamento de Cochabamba, se celebra un encuentro que reúne a representantes y creyentes de diferentes tradiciones religiosas, con el objetivo de compartir la esperanza para afrontar las dificultades venideras del mundo.

Según la convocatoria, “siempre se ha creído que los líderes religiosos desempeñan un papel muy importante para alimentar la esperanza de justicia y paz cimentada en el amor, sin la cual no habrá un futuro digno para la humanidad”.

Cochabamba será en los próximos días, la sede de un nuevo Encuentro Interreligioso para celebrar la “unidad en la diversidad”. Así, pueda surgir “un espacio de amor, unidad, una experiencia de encuentro, que nos fortaleza en el camino de construir una sociedad cada vez más solidaria, de diálogo y compromiso especialmente con los más necesitados”.

Un poco de historia:

A mediados de la década de los años 80, comenzaron a desarrollarse diversos Encuentros Interreligiosos impulsados por la Comunidad de San Egidio. “Con un espíritu de amistad entre los representantes de diferentes credos y culturas”, se han celebrado múltiples encuentros en ciudades europeas y mediterráneas.

San Juan Pablo II nos llena de esperanza a través de la construcción de una “nueva civilización del amor”, que se congrega en los valores universales de la paz, la solidaridad, la justicia y la libertad. De esa manera, invita al pueblo de Dios a vivir en convivencia y reciprocidad fundado en el amor.

En ese sentido, la convocatoria al Encuentro Interreligioso manifiesta que desde las creencias, se debe encarar al futuro. Además, expresa que se tiene que afrontar con responsabilidad y valentía los problemas sociales, así, trabajar entre todos para defender la dignidad humana. “Debe ser un desafío y una meta crear una nueva conciencia espiritual armónica con las diferentes tradiciones religiosas para que prevalezca el respeto hacia cada una de ellas”.