Sucre

Con chuntunquis, Sucre despidió a la Navidad

Niños y jóvenes desplegaron alegría para despedir la Navidad en la tradicional entrada de los Reyes Magos que se realizó ayer; en Chuquisaca esta celebración tiene como protagonista –además de los personajes bíblicos– al enérgico baile de los chuntunquis que encantó a los asistentes de esta celebración.

Niños y jóvenes desplegaron alegría para despedir la Navidad en la tradicional entrada de los Reyes Magos que se realizó ayer; en Chuquisaca esta celebración tiene como protagonista –además de los personajes bíblicos– al enérgico baile de los chuntunquis que encantó a los asistentes de esta celebración.

Como es costumbre cada 6 de enero, los fieles católicos de Sucre asistieron masivamente a las iglesias llevando imágenes del Niño Dios, las liturgias se celebraron desde temprano y en el centro histórico antecedieron a la Entrada de los Reyes Magos.

Terminada la misa de las 7:00 los Reyes Magos: Melchor, Gaspar y Baltasar, personificados por fieles católicos, subieron a carrozas llenas de juguetes y golosinas en la parroquia de San Sebastián, acompañados por siete bloques de bailarines de chuntunquis y fieles con sus “Niños” recorrieron las calles del centro.

Pasaron por la parroquia de San Pablo y bajaron toda la calle Aniceto Arce hasta San Francisco antes de mediodía.

Este año se vio menos aglomeraciones que en gestiones anteriores pero mayor alegría de los jóvenes bailarines que sacaron a docenas de espectadores a bailar en las calles.

Según uno de los organizadores Josep Martínez este año “hubo una muy buena donación” de juguetes y golosinas de parte de los feligreses y de la Entrada participaron unos 80 jóvenes de bloques que llevan nombres como Estrella de Belén, Shalom, Shabat y las Chuntunqueras San Franciscanas.

La preparación de este enérgico baile que demanda hacer muchos saltos e incluso acrobacias fue de un mes y medio. Así Sucre despidió a la Navidad 2023 y en redes sociales las felicitaciones a los bailarines no se dejaron esperar.

En Bolivia

Miles de personas conmemoraron este sábado el Día de los Reyes Magos, entre el cumplimiento de los ritos católicos y las costumbres andinas, que para los creyentes son importantes para tener un buen año.

La tradición manda a las familias que armaron un pesebre llevar a las imágenes del Niño Jesús a los templos para “escuchar misa” y recibir la bendición sacerdotal.

En ese afán, muchos creyentes preparan cuidadosamente las urnas o canastos en los que colocan la imagen. Las representaciones varían en tamaño, antigüedad y vestuario, pues se les coloca desde atuendos típicos hasta los más decorados.

La ceremonia religiosa concluye con una bendición a las imágenes del Niño Jesús, mientras que en la salida de los templos están los acólitos de la Iglesia que rocían agua bendita a los feligreses.

El papa Francisco llamó a la unidad

En la misa de la Epifanía por los Reyes Magos, el papa Francisco llamó a la unidad de la Iglesia, “en lugar de dividirnos según nuestras ideas, estamos llamados a volver a poner a Dios en el centro”, dijo el pontífice, que permaneció sentado por sus problemas de rodilla.

Pero eso también es necesario “en el camino de la fe, para que no se reduzca a un conjunto de prácticas religiosas o a un hábito exterior” y “en la Iglesia, donde, en lugar de dividirnos según nuestras ideas, estamos llamados a poner a Dios en el centro”, enfatizó.

 

FUENTE: Correo del Sur