Destacadas

Comunicado CEB: Unidos al Santo Padre Benedicto XVI

La Conferencia Episcopal Boliviana en comunión con el Santo Padre Benedicto XVI ha emitido su comunicado donde expresa su unidad, comunión y cercanía con el Papa Benedicto XVI que esta mañana ha renunciado al pontificado.

Los Obispos de Bolivia, en espíritu de profunda comunión episcopal, acogen la valiente decisión del Santo Padre Benedicto XVI de renunciar al ministerio de guiar la “barca de Pedro”, con tristeza por lo que su fecundo ministerio ha supuesto para la Iglesia, pero con la alegría por el testimonio de su ejemplar decisión.

Resuena en nuestras mentes y nuestros corazones las palabras con las cuales Su Santidad ha empezado su ministerio de sucesor de Pedro: “humilde servidor en la viña del  Señor”. La espiritualidad del servidor humilde ha marcado toda su vida y de manera especial estos años de pontificado, guiando a la Iglesia con la claridad y la sabiduría, con las que el Espíritu del Señor Le ha acompañado, invitando a niños, jóvenes y familias a fijar los ojos y reavivar la Fe en Jesús, el Verbo encarnado, Evangelio para los hombre de todos los tiempos.

Nos unimos a Su Santidad y “confiamos la Iglesia al cuidado de su Sumo Pastor, Nuestro Señor Jesucristo, y suplicamos a María, su Santa Madre, que asista con su materna bondad a los Padres Cardenales al elegir el nuevo Sumo Pontífice”.

La sorpresa inicial da paso a sentimientos de fraternidad unidos al aprecio y admiración por su decisión, por el alto sentido de humildad y responsabilidad que ha manifestado y manifiesta en la conducción de la Iglesia en tiempos de profundas transformaciones culturales y sociales, ministerio que exige energías íntegras.

Creemos que la decisión, que Su santidad ha tomado, viene del Espíritu y de la obediencia a la voluntad de Dios, discernida en la intimidad del silencio y de la oración, testimonio para el pueblo de Dios del espíritu de servicio y entrega con que ha llevado su ministerio. Asimismo le agradecemos su compromiso de seguir acompañando el caminar de nuestra Iglesia dedicando el resto de sus años a la meditación y la oración.

Los Obispos de Bolivia y todo el Pueblo de Dios que peregrina en Bolivia elevamos al Señor nuestro agradecimiento por el servicio de Pastor entregado e iluminado con el que Su Santidad ha guiado la Iglesia de Jesús, fundada sobre firme roca apostólica,  en estos años, de manera especial proclamando el Año de la Fe, y unimos nuestras oraciones a las suyas para que el Espíritu de Dios suscite un nuevo pastor que guíe la barca de Pedro “mar adentro”, con solicitud amorosa,  sabiduría y claridad, como su Santidad la ha guiado.

Que Dios bendiga y acompañe al Santo Padre y el caminar de su Iglesia.

Los Obispos de Bolivia