Santa Cruz

Clausuran el año de la vida consagrada con una eucaristía en la Catedral

Con una celebración eucarística, el pasado domingo en la Catedral, la Arquidiócesis de Santa Cruz clausuró el año dedicado a la Vida Consagrada, siguiendo con alegría el impulso de la MISERICORDIA.

Concluida la eucarística en la que participó toda la Vida Consagrada de la Arquidiócesis de Santa Cruz, se trasladaron hasta el Colegio Marista donde realizaron diferentes actividades de alabanza y gratitud como ser: Charla, Intercambio grupal, Mesa compartida, Recreación, Felicitaciones y confraternización.

El año dedicado a la vida consagrada ha servido para “profundizar y concientizar sobre el papel que desempeñan en la iglesia los hombres y mujeres consagrados” y al mismo tiempo para “agradecer a Dios por la riqueza que ha derramado en la Iglesia a través de los carismas y testimonios de servicio de tantos hermanos”.

En nuestra Arquidiócesis de Santa Cruz de la Sierra gozamos con la presencia significativa de diferentes Órdenes, Congregaciones Religiosas e Institutos Seculares. Es difícil imaginar nuestra vida cotidiana sin la oración, el trabajo, el sacrificio y testimonio de tantos hombres y mujeres consagrados que tratan de vivir el Evangelio fielmente y haciendo presente el Reino según su carisma.

El año dedicado a la vida consagrada se inauguró el domingo 30 de noviembre del 2014, primer domingo de adviento y concluye el día 2 de febrero de 2016, durante este año se realizaron una serie de actividades para enfatizar este año tan bello y vivir una renovación en la misma Vida Consagrada.