Santa Cruz

Centenares de fieles llegan todos los días a visitar el mausoleo del cardenal Terrazas

Desde el día que falleció el cardenal Julio Terrazas, la Catedral Metropolitana de Santa Cruz de la Sierra se ha convertido en una especie de santuario. En fin de semana, Cristian Lima y su hijo Joel Anderson, residentes de Puerto Suárez, llegaron exclusivamente a la Basílica Menor de San Lorenzo para visitar el mausoleo del extinto purpurado y, a pesar de no haberlo conocido personalmente, manifestaron que el guía espiritual de los católicos dejó un hondo pesar en todos los que seguían sus enseñanzas.  Como ellos, cientos de fieles llegan todos los días a visitar la tumba de Terrazas, Servidor de Todos.

Elevaron una oración por el alma del prelado y, al retirarse, comentaron con otros fieles sobre la paz que se sentía en el lugar. 
Otras personas contaron que ante la gran concurrencia de gente durante el velorio y las misas de cuerpo presente, no pudieron acercarse al templo. Desde ayer los fieles asisten a la catedral no solo para escuchar misa, sino también para visitar la tumba de Terrazas.

Cómo llegar
Para llegar allí se debe ingresar por la puerta principal de la catedral y caminar por la nave derecha hasta el final, girar la cabeza al lado contrario del altar y se encontrará con la efigie de San Lorenzo, el patrono del templo, que funge como guardían del mausoleo donde destaca la tumba de Terrazas, recubierta con una loza blanca. Hoy el mausoleo estará abierto de 7:00 a 12:00 y de 17:00 a 20:00.