Destacadas

CARDENAL TERRAZAS: HAY QUE PERDONAR SIEMPRE

El Cardenal Julio Terrazas, Arzobispo de la Arquidiócesis de Santa Cruz, llamó en su homilía dominical a perdonar siempre “Como cristianos no tenemos que dejarnos utilizar por nadie para sembrar todo lo que se opone al amor de Dios. … tenemos que hacer para llegar hasta setenta veces siete y a lo mejor los buenos para los números van a sacar un cálculo exacto pero esta expresión va mucho más allá; el Señor quiere decirnos ´hay que perdonar siempre`. Aquí está el problema mis hermanos, hay que perdonar siempre, hay que ser capaces de olvidar la ofensa personal y la ofensa social, tiene que haber esa especie de espíritu para que no nos dejemos llevar por aquella aplicación de leyes, de normas o costumbres que nos impiden vivir como hermanos”, dijo el Arzobispo.

El Cardenal explicó que  Dios es el  que siempre perdona cuando estamos listos para confiar en su misericordia “…pero Él cuando nos perdona nos enseña, nos mete dentro del alma una capacidad, una capacidad  que viene de Dios y no de ningún proyecto humano, la capacidad de perdonar, la capacidad de olvidar , la capacidad que nos pone en marcha no para ir multiplicando odios y rencores por todas partes, sino la capacidad de ir creando caminos de convergencia, caminos de solidaridad, caminos de perdón”, acotó.
“…, perdonar setenta veces siete ´siempre` y de una manera gratuita y urgente y rápida, sin negociaciones, sin firmas de pactos o de conveniencias de grupos”, exportó.

Además el prelado señalo que no  solo hay que perdonar porque está mandado”… La capacidad de perdón es un regalo de Dios, no es una consigna que  se la va fabricar para pasar unos días o unos años más o menos tranquilos. La capacidad de perdón tiene que llevarnos a que eso sea del corazón, sino perdonamos de corazón pronunciamos palabras huecas, palabras vacías”, explicó.

El Purpurado al finalizar su homilía cuestionó  “¿Será que nos vamos a conformar con colocar solo la bandera del oriente y pensar que ya hay paz, que ya hay tranquilidad? ¿Será que nos vamos a conformar con una o dos  o cien calles renovado?  Renovadas externamente, pero… ¿van a ser vías de encuentro, van a ser caminos de hermandad, van a ser realmente calles para nosotros o se van a convertir en cementerios para que aquellos que pasen con sus motorizados ni siquiera permitan a los pobres y humildes que pisen tantos adelantos?”, dijo.
“… Acuérdate del fin y deja de odiar, piensa en la corrupción y en la muerte y se fiel a los mandamientos. Acuérdate de los mandamientos y  no guardes rencor a tu prójimo”, destacó el cardenal durante su homilía.