Santa Cruz

CARDENAL TERRAZAS : BUSCAR CON REALISMO Y VERDAD LO QUE CONVIENE A TODO EL PUEBLO

Durante su homilía dominical el Cardenal Terrazas se refirió a la actual coyuntura de nuestro país señalando “… no terminamos de salirnos del abismo de la discordia, de la falta de diálogo, no terminamos por ponernos a la luz del día a fin de que esa luz, ese sol de justicia que es el señor nos anime a deponer actitudes intransigentes y a buscar con realismo y con verdad aquello que conviene a todo el pueblo de Dios”. “Otro acontecimiento no tan alegre y que están experimentando tantísimos hermanos nuestros, es la cantidad de agua que cae sobre todo el territorio nacional, con muertos y con muchas pérdidas materiales, este es un acontecimiento también, que debe llevarnos a captar y comprender que el señor no es el autor de todo esto. Quizás reconozcamos que hemos arruinado nuestra naturaleza y que la seguimos arruinando cuando no la cuidamos como el señor nos ha encomendado”, destacó refiriéndose a las inundaciones que se han dado en diferentes departamentos a causa de las frecuentes lluvias.

El prelado destacó que en “estos acontecimientos nos toca a nosotros pastores, seguir diciendo las palabras del señor aunque a veces molestan. Los hombres, dice Pablo, deben considerarnos simplemente como servidores de Cristo. Y el que sirve esta a las ordenes de aquel que lo manda, el maestro es el Cristo y Cristo tiene palabras de vida, y de vida eterna, de vida que no se esfuma ante cualquier dificulta y problema. Deben considerarnos como administradores de los misterios de Dios. Administradores, no somos los dueños de la palabra y de la enseñanza de Jesús. Todos tenemos que ponernos a la escucha del maestro y lo menos que se puede pedir a un administrador, dice Pablo, es que sea fiel. Que parta de la fe, Que mantenga su fidelidad a la palabra expresada a por el señor fin de que aquellos que buscan seguirlos, no lo sigan a tientas sin saber a dónde van, sino que los sigan iluminados por a la luz, por el camino y por la verdad que nos ha señalado nuestro maestro”.

“… La palabra del señor es bien clara, no se inquieten, no se turben, no anden desorientados, caminen a la luz del señor, caminen reforzando la esperanza de que cualquier problema con la ayuda y con la iluminación del señor podemos resolverlo entre todos, entre todos, porque el señor está hablando justamente a sus discípulos, no a uno en particular, no a uno en su individualismo, a todos y cada uno para que todos y cada uno demos testimonio de que nuestro Dios es el Dios de la vida, de la paz y de la justicia” acotó.

“Este es nuestro Dios, la primer a lectura a lo mejor refleja algo de lo que nosotros hemos vivido. Estamos sufridos, parece que Dios se calla, parece que Dios no se acuerda de nosotros, puede ser la tentación de los que tienen problemas en la vida, de aquellos que no pueden levantar la cabeza; puede ser la tentación de aquellos que sufren las consecuencias de los fenómenos naturales, puede ser la tentación de repetir esto de aquellos que por huir de la muerte tienen que ser hombres y mujeres que sufren en países extraños… El señor quiere compararse con ese espíritu de entrega que caracteriza a las mamás que aman a sus hijos que viven por sus hijos y que son capaces de entregar la vida por sus hijos”, puntualizó.