Análisis

Brecha digital y educación

En la actualidad, vivimos en una era de muchos cambios irreversibles. Por ello tanto docentes, alumnos y autoridades de las casas superiores de estudio deben adaptarse. Antes se estudiaba en un medio como “el salón de clases”, en el que se coincidía en tiempo y espacio con los docentes, estudiantes y administrativos. En la actualidad, las computadoras conectadas a Internet han hecho cambiar todas esas estructuras mentales que nos ataban a la escuela tradicional del aprendizaje.

El acceso a la red ha permitido la globalización del proceso de aprendizaje, rebasando las fronteras físicas, trayendo información que antes era muy distante. Por lo tanto, los desafíos para países en vías de desarrollo como los latinoamericanos y Bolivia son muchos. Es necesario que se creen estrategias que permitan lograr que los estudiantes traten de estar a la par con sus similares del norte, para cerrar poco a poco aquella brecha digital que nos separa cada vez más en la construcción de conocimientos.

Los docentes y las universidades deben crear estrategias con los pocos recursos tecnológicos que se cuenten, para así motivar a los estudiantes a través del aprendizaje colaborativo, y así se utilicen las nuevas tecnologías para construir conocimiento y no sólo emplear estas herramientas para fines de entretenimiento.

A su vez, es necesario que las autoridades gubernamentales tengan en cuenta que se debe invertir en mejorar la velocidad y el costo del Internet, ya que si se continúa con esta desigualdad, no se podrá sacar de la pobreza a miles de personas que necesitan capacitarse a través de los ambientes virtuales de aprendizaje, lo cual permitiría revertir la situación de pobreza de niños y jóvenes.

Asimismo, a pesar de la falta de computadoras, se tiene que mirar a otros instrumentos tales como los smartphones. Según datos de la ATT, en el año 2012, un 37 por ciento de los jóvenes entre 15 y 25 años poseía uno de estos equipos; habrá que indagar si el empleo de estos teléfonos inteligentes puede colaborar con los docentes para motivar a los estudiantes a mejorar su capacidad de tener y construir conocimiento.

Tiene que existir un cambio de paradigma desde el colegio, en que los nativos digitales logren aprender a usar a las nuevas tecnologías para construir y crear conocimiento. Es necesario que exista cultura digital en Bolivia, porque a pesar de las limitaciones técnicas sí estamos capacitados intelectualmente a trabajar de igual a igual con profesionales de todo el mundo.

Finalmente, los actores involucrados, estudiantes, docentes y autoridades universitarias deben cambiar su paradigma de aprendizaje, dando la oportunidad a las nuevas tecnologías de ser el instrumento para mejorar las condiciones educativas de niños y jóvenes que son el presente y el futuro de un país.