La Paz

Bolivia podría tener su primera Beata

La Sierva de Dios Virginia Blanco podrá tornarse la primera boliviana declarada Bienaventurada por la Iglesia Católica.

Fue dado un paso más para que ella pueda ser declarada Beata, cuando los Consultores Teólogos de la Congregación para las Causas de los Santos emitieron unánimemente su parecer favorable al reconocimiento de que la Sierva de Dios vivió ejemplarmente la práctica del ejercicio heroico de las virtudes.

El pedido hecho por los Obispos bolivianos -a través de la Conferencia Episcopal del país- a los consultores de la Congregación para la Causa de los Santos, en abril de 2013, tuvo peso en esta decisión.

En la carta los Obispos afirman: “Nosotros Obispos de Bolivia, queremos recomendar vivamente la causa de beatificación de la Sierva de Dios Virginia Blanco, nacida y fallecida en Cochabamba – Bolivia (1916 – 1990) para que el proceso de beatificación pueda llegar a buen término lo antes posible”.

Testimonio de quienes la conocieron

La carta además recordaba el juicio unánime de personas y asociaciones que conocieron y testimoniaron haber visto en la Sierva de Dios Virginia el ejemplo y modelo de laica consagrada, humilde y simple, dedicada a la piedad, evangelización y caridad.

El documento episcopal la describe como habiendo servido desde muy joven como catequista de niños, adolescentes y adultos que los preparaba para recibir los sacramentos con ejemplaridad y dedicación por más de 40 años.

Virginia Blanco participó de la Acción Católica Boliviana, fue Presidente de la Juventud Femenina Católica desde 1941 y también Presidente de la Asociación de Mujeres Católicas de 1961 hasta 1990, cuando murió.

La resolución de los Consultores Teólogos no es el término final del proceso de beatificación. Todavía es necesaria una confirmación de los Cardenales Consultores y del Papa para que venga a ser considerada “Venerable”. O sea, sería proclamada como una fiel que ejercitó las virtudes cristianas en grado heroico.

Asimismo, es todavía necesario que un milagro sea atribuido a su intercesión delante de Dios.

Después de eso Virginia Blanco podría ser venerada como la primera Beata boliviana. Sin duda, un factor de fervor del pueblo boliviano. (JSG)