Destacadas

Cáritas pide el cese al fuego en Gaza ante la desgracia humanitaria

(Roma / Italia).- “Desde principios de julio, casi dos millones de palestinos en Gaza y los habitantes de Israel están involucrados en una guerra devastadora. La gente no tiene ningún lugar seguro para esconderse cuando las bombas llueven sobre esta pequeña franja de tierra, densamente poblada que es Gaza. Ven a sus hijos masacrados, sus barrios arrasados y todas las esperanzas de un futuro de paz rotas en mil pedazos”. El campo de batalla son barrios llenos de niños, mujeres y hombres. Contienen hospitales colapsados de heridos y muertos y escuelas que son bombardeadas, a pesar de que están pensadas para dar refugio”, dijo el cardenal Óscar Andrés Rodríguez Maradiaga, arzobispo de Tegucigalpa y presidente de Caritas Internationalis, sobre la crisis en la Franja de Gaza. 

“Como Cáritas, pedimos un cese del fuego permanente, pero este es sólo el primer paso en el camino hacia una paz justa, basada en negociaciones inclusivas en toda la región”. El camino hacia la reconciliación es largo, pero empieza con nosotros mismos. Israel y Hamas, ¿por qué siguen señalando la paja en el ojo de su hermano, sin ver la viga en su propio ojo? En su lugar, deberían bajar los brazos y tomar un par de binoculares y puedan ver que la mayoría de sus víctimas son personas inocentes”, expresó. 

El prelado añadió que esta “es la tercera guerra en cinco años entre Israel y milicianos de Gaza. En los años transcurridos, los palestinos de Gaza han vivido una vida en la que el agua es escasa, la mayor parte de sus alimentos proviene de organizaciones humanitarias y la dignidad de un trabajo está fuera del alcance de muchas personas. Caritas lleva ayuda material y espiritual a los habitantes de Gaza en sus momentos de necesidad y desesperación. Pedimos que se levante el bloqueo de Gaza para permitir que sus habitantes protejan sus vidas y sus medios de subsistencia, para que puedan vivir una vida digna”. 

Cuando recientemente se reunió con los presidentes de Israel y Palestina en el Vaticano, el cardenal Rodríguez Maradiaga recordó que el papa Francisco dijo que “la paz requiere coraje, mucho más del que requiere la guerra”. Al igual que Caritas, “oramos por la paz en Tierra Santa. Oramos por las familias palestinas e israelíes que perdieron a sus hijos, madres y padres y por aquellos que fueron asesinados. Nuestras oraciones están con los niños que viven en el terror y cuyas cicatrices mentales seguirán siendo muy profundas después que esta guerra haya terminado”. 

La familia de Cáritas, concluyó el presidente de Caritas Internationalis, “envía su amor y solidaridad a los trabajadores de Caritas, que arriesgan sus vidas todos los días en Gaza. Estas personas trabajan con humildad y sin descanso al servicio de Cristo, en las condiciones más duras que se puedan imaginar. Que Dios los acompañe en cada paso del camino”. 

“También oramos por nuestros colegas de Cáritas Jerusalén y el apoyo vital que está dando su personal en el terreno en este momento. Ya que se conmemoran los 100 años de la Primera Guerra Mundial, recordemos las palabras de quien luego sería el Papa Benedicto XV: “La fuerza puede reprimir el cuerpo pero no pueden reprimir las almas de los hombres”, y oramos para que, a pesar de este terrible momento de guerra y opresión, las almas de los palestinos y los israelíes sigan siendo libres de creer en un futuro de justicia y paz”.+