Santa Cruz

Asamblea Legislativa Departamental entrega distinción a P. Juan Kurahashi

El sacerdote salesiano de origen japonés, Padre Juan Kurahashi llegó a Bolivia el 22 de febrero de 1980, y su forma singular de celebrar las misas, animadas con su música (armónica, saxofón, trompeta o acordeón) que utiliza para evangelizar, además de su apego a los jóvenes, lo han convertido en una persona muy querida en Santa Cruz de la Sierra.

Por tal motivo y en reconocimiento por la labor que realizó en ese departamento, la Asamblea Legislativa Departamental entregó una distinción al sacerdote japonés Juan Kurahashi.

Este 16 de octubre celebrará su última misa en la capilla de Equipetrol, pues en diciembre, emprenderá un viaje a Tokio, Japón, donde se hará un chequeo médico.

Retornará al país, en marzo de 2017, y retornará a Montero con la misión de atender a los católicos descendientes de japoneses que viven en la capital montereña, Santa Cruz de la Sierra y en las colonias de San Juan y Okinawa, una tarea que le entusiasma porque le recuerda el inicio de la misión para la que vino a Bolivia, hace 36 años, según informó el periódico El Deber.