Internacional

Arzobispo pide a jóvenes construir un Perú más justo y sin violencia

El Arzobispo de Piura y Tumbes, Mons. José Antonio Eguren, envió un especial mensaje a los jóvenes a quienes alentó a buscar al Señor Jesús para construir un país más justo, fraterno y sin violencia, que siempre es anticristiana. Solo así podrán forjar esa nación con la que sueñan.

Así lo indicó el Prelado en su homilía de la Misa que presidió el domingo 22 de noviembre, cuando la Iglesia Católica celebró la Solemnidad de Cristo Rey.

“Quisiera dirigir una reflexión a los jóvenes quienes han estado tan presentes estos días en el acontecer nacional. Oramos por ellos en esta Eucaristía, y de manera especial por los que lamentablemente han perdido la vida”, dijo Mons. Eguren, recordando a Bryan Pintado e Inti Sotelo, dos muchachos que murieron durante las protestas contra el gobierno del presidente Manuel Merino, que finalmente se vio forzado a renunciar.

“Queridos jóvenes: Si quieren ser de verdad felices, busquen la identificación con Cristo. Solo el Señor Jesús conoce sus corazones, sus deseos más profundos. Solo Él, que los ha amado hasta la muerte, es capaz de colmar todas sus aspiraciones. Sus palabras son palabras de vida eterna, es decir palabras que dan sentido a la vida. Nadie fuera de Cristo Rey puede darles la verdadera felicidad”, dijo Mons. Eguren.

“Solo Él libera al hombre de las cadenas del pecado, nos da la libertad verdadera, y nos permitirá forjar ese Perú nuevo con el cual ustedes sueñan”, aseguró.

“Queridos jóvenes: Esta es la hora de los audaces, de los que tienen esperanza, de los que aspiran a vivir en plenitud el Evangelio y de los que quieren vivirlo en el Perú de hoy, a puertas del Bicentenario”, continuó el Prelado.

Mons. Eguren alentó a los jóvenes a usar sus “energías en construir un Perú más justo, más fraterno, sin violencia, la cual es siempre anticristiana, donde reinen la honestidad, la verdad, la solidaridad y la paz. Les pido que hagan del Perú un lugar mejor donde resplandezcan las Bienaventuranzas del Reino”.

“¡No se dejen robar la esperanza ni la alegría de vivir! Sin esperanza el corazón se llena de frustración y amargura. Ustedes, los jóvenes, son los que tienen el futuro en sus manos”, exhortó.

“Que María Reina, la Madre de Cristo Rey del Universo, nos cuide a todos y nos enseñe a ser fieles discípulos de su Hijo, y a trabajar por el Reino de Dios que se fundamenta sobre la verdad y el amor, ofreciendo a quien lo acoge paz, libertad y plenitud de vida”, concluyó el Arzobispo.

La crisis en el Perú

El ahora expresidente Martín Vizcarra fue destituido por el Congreso el 9 de noviembre por 105 votos a favor, 19 en contra y 4 abstenciones, por “incapacidad moral”, tras la difusión pública de diversas acusaciones de corrupción que serían investigadas por la Fiscalía.

De acuerdo al artículo 113 de la Constitución Política del Perú, el Congreso puede vacar al presidente, entre otras razones, por “su permanente incapacidad moral o física”.

Tras la vacancia de Vizcarra y a falta de vicepresidentes asumió el gobierno el hasta entonces presidente del Congreso, Manuel Merino.

Aunque diversos medios y políticos calificaron la destitución o vacancia como “golpe” de Estado, el constitucionalista Natale Amprimo afirmó que la decisión del Congreso se tomó de acuerdo a la Constitución.

Sin embargo, las protestas, protagonizadas mayormente por jóvenes, se prolongaron hasta el sábado 14 de noviembre, cuando murió uno de los jóvenes participantes en las marchas, presuntamente por acción de la policía. El otro falleció tras asistir a una marcha el jueves 12.

El domingo 15 de noviembre Merino renunció y el Congreso eligió con 96 votos a favor y 26 en contra a Francisco Sagasti para que ejerza el cargo de Presidente de la República hasta el 28 de julio de 2021, en lo que se ha llamado un gobierno de transición.

Esta vez no hubo protestas juveniles y los medios y políticos que criticaron la juramentación de Merino como presidente, no consideraron la nueva elección como “golpe”.

Sagasti nombró un gabinete que tiene varios ministros que favorecen la agenda de la ideología de género y el aborto, comenzando por la primera ministra Violeta Bermúdez, una decisión que ha generado preocupación entre los activistas provida.

Fuente: aciprensa