Santa Cruz

Arzobispo de Santa Cruz alude a los hechos de Palmasola en medio de la celebración de Semana Santa

Monseñor Sergio Gualberti lavó los pies a voluntarios de la Pastoral Carcelaria y aludió a “la intervención violenta e indiscriminada de hace dos semanas” en Palmasola.

En medio de la celebración de Semana Santa, el Arzobispo de Santa Cruz, monseñor Sergio Gualberti,  se refirió  a la situación que se vive en el penal de Palmasola de la capital cruceña.

El prelado lavó los pies de voluntarios de la Pastoral Carcelaria que, según destacó en su homilía de Jueves Santo,  “con desprendimiento se han puesto al servicio de los hermanos privados de libertad en Palmasola, llevando una palabra de esperanza”.

Monseñor Gualberti recordó las palabras de Jesús “Yo no he venido a ser servido sino a servir” y destacó que esas palabras desconciertan a los discípulos porque están “encerrados en la mentalidad mundana, donde los que tienen poder se hacen servir”.

Dijo que para el lavatorio de los pies, el “signo de amor que se concreta en el servicio”, se eligió a los voluntarios de la Pastoral Carcelaria porque la Iglesia “está llamada a servir a todos los necesitados”.

Esa misión, puntualizó Gualberti, implica servir también a las personas privadas de libertad que “además de sufrir por las duras condiciones de la reclusión y por el estigma de la sociedad, ahora cargan con las consecuencias de la intervención violenta e indiscriminada de hace dos semanas”.

El pasado 14 de marzo, la intervención policial al penal de Palmasola dejó un saldo de siete reclusos muertos y unos 20 heridos.  Ese centro penitenciario es uno de los más poblados del país, con 6.718 personas presas, de las 18.041 en todo el país.

Al terminar la homilía pidió que “el espíritu de servicio sea para todos, en particular para las autoridades” y añadió que esa debiera ser la consigna “para la construcción de una sociedad fraterna, justa y pacífica”.

Fuente ANF/ Página Siete

Foto: Arzobispado de SCZ