Cochabamba

Arzobispo de Cochabamba: Desarrollen su capacidad de elegir

Con motivo del día del estudiante, Mons. Tito Solari, Arzobispo de Cochabamba a dado a conocer un mensaje dedicado a todos los estudiantes bolivianos:

Muy queridos jóvenes,

En esta oportunidad me dirijo a los estudiantes, especialmente a los de secundaria y los universitarios. Yo les miro a ustedes con grandísimo afecto, es un don que el Señor me ha dado, un don especial de querer a los jóvenes y mirarlos con mucha esperanza. Desde este afecto quiero compartir con ustedes algunas reflexiones.

Ustedes están en la etapa en que, a través de los estudios, están descubriendo horizontes nuevos, fantásticos, tantas ciencias y conocimientos, tantas realidades… quizás nunca en la vida uno tiene un horizonte tan amplio de conocimientos como un estudiante de secundaria,ya después, en la universidad,es necesario especializarse en algún ámbito específico.

Por eso es fascinante entrar en el mundo de las ciencias en secundaria, ábranse a eso con alegría, asuman con seriedad sobre todo las materias humanísticas: la filosofía, la sociología, la psicología, la literatura, para que se alimente su corazón con los grandes valores del ser humano.

Y ahora les diré una cosa importante, para todos: no se preocupen sólo de adquirir conocimientos, aunque eso sea lo que la cultura les ofrece con tantos años de formación. Piensen que además de la inteligencia hay un corazón, unos sentimientos y ésta es la etapa de la vida en que mejor pueden cultivar el corazón, aunque con frecuencia este aspecto quede bajo su responsabilidad. Por favor, no dejen de cuidar este aspecto: busquen ambientes, grupos sanos de compañeros y compañeras que de verdad quieran cultivar el corazón, y cultivarlo en la alegría más grande, las amistades más sinceras, en los sueños más cargados de fantasías, de colores…

Cultivar el corazón no es sólo cultivar los sentimientos, sino desarrollar la capacidad de elegir: elegir las cosas que valen, no sólo las que les gustan; elegir las cosas que vienen de lo alto, no sólo las de la tierra; elegir las cosas que surgen de la profundidad del corazón, no sólo las cosas superficiales. Elijan bien, aprendan a elegir, porque en la medida en que aprendan a elegir crecerán en su vida y serán de verdad personas capaces de donar toda la riqueza que están acumulando en estos años. Y es para eso que uno vive, para donarse a los demás…

Y hay algo más que me gustaría compartirles, pero lo haré en el siguiente mensaje. ¡Gracias, queridos jóvenes, por la oportunidad de comunicarme con ustedes a través de estos sencillos mensajes! Les hago llegar mis felicitaciones por el día del estudiante, y con ellas mi cariño y mi esperanza.
Con afecto,
+ Mons. Tito Solari Capellari