Santa Cruz

Ancianitos celebraron el Jubileo de la Misericordia en las parroquias cruceñas

Este pasado viernes 26 de agosto en las parroquias de la Arquidiócesis de Santa Cruz se ha celebrado el “Jubileo de los ancianos”, en sintonía con el Día del adulto mayor que se celebra en Bolivia. Durante este Año Santo de la Misericordia, todos los sectores del pueblo de Dios han celebrado paulatinamente el JUBILEO con una jornada especial para la penitencia y la misericordia.

Se espera que la celebración en las parroquias haya facilitado la participación de las personas de la tercera edad en celebraciones penitenciales y espacios especialmente dedicados para este sector importantísimo del pueblo de Dios a quien el Papa Francisco ha expresado muchísimo cariño durante su actual pontificado. En incontables ocasiones, Su Santidad ha pedido trabajar para ser una “cultura memoriosa” rescatando la memoria histórica de los ancianos, incluso ha ido mucho más allá con su firme exhortación a no “descartar” a los ancianos de la vida familiar y social de los pueblos.

En Bolivia, el 26 de agosto se recuerda el Día de las Personas de la Tercera Edad, instituido por Decreto Supremo 1421 del 17 de diciembre de 1948, durante la presidencia de Enrique Hertzog Garaizabal. En Santa Cruz, la congregación de las Hermanitas de los ancianos desamparados, que ya lleva más de 48 años al servicio de éstas personas, celebra este mismo 26 de agosto, la fiesta de su Santa Patrona Teresa de Jesús Jornet,

Un 24 de septiembre de 1966 el hogar Santa Cruz abrió sus puertas en la avenida Beni de la capital cruceña, donde permanece actualmente. El mismo día de su apertura ingresaron dos ancianos, uno de 80 años y otro de 82.

En un inicio no se contaba con las condiciones adecuadas para este tipo de labor, por lo que fue complicado arrancar con el servicio de cuidado y protección a los viejitos. Para 1972 se comienza a cercar el terreno, pues la demanda para entonces era cada vez mayor. Luego, en 1975 se inició la construcción del nuevo edificio, gracias a los dineros logrados a través de donaciones, rifas, kermeses y una serie de campañas.

La atención que se les brinda a las personas de la tercera edad en el Hogar es integral, desde el momento que ingresa tienen una rutina de trabajo desde que se levantan hasta que se acuestan: por la mañana participan de la misa, desayuno y en las diferentes actividades como ser: lavar los platos, recoger las mesas, barrer, colaborar en la cocina y en las diferente actividades que se llevan a cabo en el hogar.