Sucre

Verdad y tolerancia a la hora de hablar de notas

ENTRE PADRES E HIJOS. 

Paciencia, comprensión y tolerancia debe ser la trilogía usada por los padres e hijos al momento de hablar de las calificaciones escolares para evitar desenlaces fatales.

En el caso de adolescente que se suicidió al conocer sus notas y la pérdida del año escolar, este medio escrito por equívocación puso en su edición de ayer, que por la falta de dos puntos en la materia de Religión perdió el año, cuando lo correcto era por otra materia.

La menor aprobó la materia de Religión con 49 puntos y se aplazó en otras tres materias con lo que la profesional deslindó cualquier responsabilidad de la materia.

COMUNICACIÓN

La psicóloga de la Defensoría de la Niñez del D-2, Inés Goytia recomendó a los padres de familia y a los estudiantes decir la verdad, tener compresión a la hora de hablar de las notas.

Si el hijo tuvo un aplazo no castigarlo porque podrían derivar en actitudes fatales.

Y a los estudiantes no tomar decisiones drásticas ya que “de un error se aprende a mejorar en la vida”, recomendó Goytia.