Oruro

Ultimo Convite virtual

En tiempos normales, la jornada de hoy habría empezado a las siete de la mañana con la bendición del Obispo a la sagrada imagen de la Virgen del Socavón , autoridades departamentales y locales y a los directivos de la Asociación de Conjuntos del Folklore de Oruro (ACFO); y luego, presidido por la Cruz Alta y una larga comitiva de acólitos de nuestras parroquias orureñas, el Obispo y también algunos sacerdotes, iniciaría el Último Convite.

Luego, por rol establecido, los 52 conjuntos afiliados a la ACFO harían el recorrido de los casi 4 Km que constituye la ruta del Carnaval, harían su ingreso al Santuario del Socavón. Los sacerdotes orureños por turnos de atención, recibirían a los danzarines y les tomarían su promesa de baile para la semana siguiente de la Solemne Peregrinación del Carnaval.

Ya desde muchos años atrás, los 52 conjuntos, divididos en 6 grupos que muestran cada uno la mayoría de las especialidades, hacen su ingreso según el rol establecido.

Hoy, el Último Convite, se llevó a cabo de manera virtual, pero peregrinando en oración. Desde el medio día, autoridades del Comité Departamental de Etnografía y Folklore, el Gobierno Autónomo Municipal de Oruro, inauguraron oficialmente el Último Convite; seguidamente, la Cofradía de la ACFO, inició el Rezo del Santo Rosario; luego, dos conjuntos en representación de cada uno de los grupos de ingreso, hicieron la lectura bíblica de cada uno de los Misterios Luminosos y otro de los conjuntos del mismo grupo, rezaba la Decena que le correspondía.

Cerca a las 13:00, Mons. Cristóbal Bialasik, Obispo de Oruro, inició la celebración de la Santa Misa, en la que, luego de su Homilía, tomó la promesa a los miles de danzarines que se unieron a través de las Redes Sociales y la transmisión de los medios televisivos y radiales, su promesa (que en esta oportunidad, fueron representados por el H. Alcalde Municipal de Oruro, el Presidente de la ACFO, un miembro del Comité Departamental de Etnografía y Folklore).

También, a la conclusión de la Eucaristía, pasaron de rodillas a los pies de la Mamita del Socavón.

Sentimientos encontrados en el corazón de los danzarines. En otras circunstancias, ya desde el sábado 6 de febrero, habríamos vivido la magia de la música interpretado por  casi cuatro millares de músicos  que al unísono tocaban melodías del acervo internacional y también las del famoso Carnaval Orureño.

Y en la noche, en todos los Conjuntos, ofrecían las Solemnes Veladas a la Virgen del Socavón ya con la presencia de la totalidad de los danzarines, incluidos los venidos del exterior y del interior del país.

Pero no. Solamente hicieron sus Veladas virtuales y el día del último Convite, inundaron las redes con fotografías y videos de sus ingresos del año pasado.

Al escribir estas líneas, también me siento identificado por esos sentimientos encontrados porque también soy uno de esos enamorados de la Madre de Jesús a la que le bailo junto a mi esposa desde hacen 26 años atrás; que fui uno de los pocos privilegiados que al pie de la sagrada Imagen de la Mamita del Socavón, pidió su poderosa intercesión por tantos danzarines que sufren del coronavirus y de otros que seguro ahora le estarán bailando a la Madre “en directo”.

También, pedimos su intercesión por el querido Pbro. Miguel Ángel Amurrio que ahora se aferra a la vida en su lucha contra el COVID-19.

Tenemos en el corazón, la esperanza que nuestra Madre nos muestre, como nos lo muestra a su Hijo, Luz que ilumina las naciones, también esa luz de esperanza para poderle agradecer con nuestro baile por el don de la vida.

Al ver las Redes Sociales, también constato publicaciones de danzarines, de las Fraternidades del Carnaval, de músicos y devotos que publican fotos y videos de Convites pasados.  Sobrecoge más el corazón…

El próximo sábado, también estaremos con el corazón dolido. Después de prepararnos desde el 8 de noviembre en las Veladas a la Virgen en cada uno de nuestros Conjuntos, los Ensayos y recorridos, haber contratado la ropa que estrenaríamos este año para la Virgencita (bordado de nuestros disfraces, encargar, iluminar y adornar nuestras caretas, tener la víspera a nuestro ingreso una Velada en la que haríamos bendecir esa nuestra indumentaria), citarnos para, en grupo, dirigirnos al punto de partida para iniciar nuestra peregrinación hecha danza rumbo al Santuario.