Sucre

Última jornada en el Encuentro de Obispos, Rectores y Formadores de Seminarios con Mons. Patrón Wong en Cochabamba

Intervenciones del P. Basilio Bonaldi y del mismo Mons. Patrón Wong. 

El pasado día martes, 2 de Junio, concluyó el Encuentro cochabambino de la OSBOL (Organización de Seminarios de Bolivia) con Mons. Patrón Wong, Secretario de la Congregación para el Clero de la Santa Sede.

Por un lado, el P. Basilio Bonaldi, de la Diócesis italiana de Bérgamo y encargado de la animación espiritual de los presbíteros de El Alto y La Paz, disertó amablemente sobre Perfil del formador. Aspectos de la Formación y vida disciplinar, espiritual y pastoral. El sueño de la una comunidad formativa.

En su intervención el P. Bonaldi señaló la gran motivación personal que dispone el formador, basada en el Evangelio y que es un bien personal. Indicó los buenos hábitos -virtudes- de vida, como la puntualidad, el horario de estudio, el buen uso de televisión y computadora, la austeridad en las comidas o la dirección espiritual. Hábitos que son testimonio vivo ante los seminaristas.

Que el formador -añadió- sea un hombre apasionado, creativo en su labor, acostumbrado a la corrección fraterna y a la revisión de vida.

No faltó una referencia a los pasos que debe dar toda entrevista de dirección espiritual.

Por su parte, Mons. Patrón habló sobre El perfil presbiteral del formador y las dinámicas educativas entre los equipos de formadores y otras figuras. Abundó igualmente en los hábitos y las actitudes propias del equipo formador, desde la formación permanente, tan necesaria hoy, hasta ese mundo de sentimientos y emociones que se debate con las simpatías y antipatías hacia lo otro y los otros.

Citó las características propias de las Dimensiones formativas, aplicadas esta vez a la persona del formador: Humana, Espiritual, Pastoral e Intelectual.

Ya por la tarde, a partir de las 18:30 h., tuvo lugar una solemne Eucaristía para clausurar las celebraciones de los 50 años de la Fundación del Seminario Nacional San José. Presidió Mons. Patrón, acompañado de un buen número de obispos, sacerdotes, diáconos, seminaristas y una Capilla General del Seminario repleta de fieles amigos.

Sin duda, han sido unas jornadas intensas que harán más fecunda la Pastoral Vocacional de nuestras jurisdicciones y la formación en los Seminarios de Bolivia.