La Paz

Tips de los discípulos misioneros en esta pandemia

“La alegría del evangelio llena el corazón y la vida entera de los que se encuentran con Jesús” Papa Francisco

Lo más importante para un discípulo misionero es la fidelidad al Espíritu Santo y a la Iglesia, sostuvo la hermana Cintia Vasquez, tallerista del Conversatorio “Tips de los discípulos misioneros en esta pandemia, Aquí estoy Señor, envíame” una iniciativa del Centro de Promoción del Laicado “Ricardo Bacherer” CEPROLAI, desarrollado el 31 de octubre a través del entorno virtual Zoom y difundido a través de Facebook live.
El objetivo de este espacio de diálogo, informó el coordinador del evento y del área Infanto Juvenil de CEPROLAI, Williams Choque, es despertar en los jóvenes, el espíritu misionero que nuestra Iglesia necesita, para promover y fortalecer la misión evangelizadora que tenemos como laicas y laicos en este mundo.

Tips del discípulo misionero en esta pandemia

“Yo soy una misión en esta tierra, y para eso estoy en este mundo. Hay que reconocerse a sí mismo como marcado a fuego por esa misión de iluminar, bendecir, vivificar, levantar, sanar y liberar” Hna. Cintia Vasquez

Una sonrisa es la mejor evangelización, nos permite dar gratis, lo que gratis hemos recibido, afirmó la hermana Cintia, a tiempo de referirse a los aspectos esenciales en la vida de un discípulo misionero: La fidelidad a Dios y a su Iglesia, el propósito de caminar juntos aunque no al mismo tiempo, porque cada uno tiene su proceso para conocer a Dios; el entusiasmo misionero con alegría, fe y esperanza; además, del anuncio con la vida a través de los actos en coherencia con el evangelio y el abandono en Dios uno y Trino por quien cumplimos con amor la labor misionera.
Las personas que siguen el camino del discipulado misionero evangelizan bajo la inspiración del Espíritu Santo y son llamadas a estar con él y ser enviadas a predicar.
Quienes siguen el camino de la misión saben que Dios está con ellos y que nunca los abandona, tienen un corazón apostólico.

Testimonio de vida y servicio

Si vas a orar, ora con fe, siente la presencia de Dios, confía en él y nada más, afirmó Helen Serrudo, discípula misionera de 17 años de edad, que desde Camargo, gracias a las nuevas tecnologías de la información compartió un valioso testimonio de fe y servicio en el reto de anunciar el evangelio en tiempo de pandemia.
Existen testimonios que no se expresan con palabras, la vida misma es una inspiración para seguir adelante, son como espejos para mirarse de cuerpo entero, por eso a su turno Luis Aguilar, un joven con discapacidad, es motivo de orgullo no solo por sus méritos en el campo deportivo como ganador de medallas de oro, plata y bronce en las Olimpiadas especiales, sino por su amor y profunda entrega como discípulo misionero en su parroquia en la que también realiza el servicio de monaguillo.

Trabajo de grupos: ¿qué desafíos tienes tú, como discípulo (a) misionero (a), a partir de esta pandemia?

Divididos en dos grupos los discípulos misioneros expresaron su deseo de seguir evangelizando, manteniéndose firmes en oración por quienes más han sido afectados en esta pandemia: las familias pobres y las mascotas abandonadas.
También, hubo quienes afirmaron que es importante reavivar la fe a través de la utilización de internet y la tecnología que en esta época es esencial para llegar a otras personas.
Pero también destacaron que, si muchos estamos de pie en esta pandemia, es gracias a que otros tantos están de rodillas, por eso es importante la oración especialmente del santo Rosario.
El conversatorio concluyo con el envío misionero y la oración del DOMUND 2020 gestó con el que se instó a los participantes a vivir una vida con signos de santidad porque en expresión de hermana Cintia “Cuanto más santos, más misioneros”.

Tú me muestras la Iglesia entera, mucho más allá de lo que alcanzo a ver. Señor, quiero ayudar a que tu Evangelio siga sanando la dignidad herida de tantas personas en el mundo. (Oración del DOMUND 2020)