Destacadas Pando

Tenemos leyes pensadas no en función de las personas, y administradores de la ley corruptos: Mons. Coter

Si has entendido que la Lógica de Dios es una lógica de amor y misericordia, estás llamado a estar en las cosas de la vida

 

En la lógica del comercio, el que genera el producto es el que menos gana, esta no es la lógica de Dios

 

La lógica de Dios no alaba la deshonestidad, sino alaba este esfuerzo de alcanzar la verdad

 

Compensar el vacío del corazón llenando la billetera no es lo más importante de la vida

 

En la lógica de Dios en primer lugar no son los bienes sino la relación de amor

 

El hombre para ganar por su familia trabaja muchas horas, pero descuida a la familia por la cual trabaja

 

El glifosato es venenoso, pero es legal y si no es legal, con una simple coima se vuelve legal

 

Solo con dignidad no basta, hay que vivir con amor

 

Homilía de Mons. Eugenio Coter
Obispo del Vicariato Apostólico de Pando
Presidente de la Comisión de Comunicación CEB
Domingo 18 de agosto de 2022

 

Si has entendido que la Lógica de Dios es una lógica de amor y misericordia, estás llamado a estar en las cosas de la vida

Estamos en el camino del discípulo, domingo tras domingo, Lucas enseña a la comunidad de Jerusalén cómo seguir al Señor. Y el domingo pasado escuchamos las tres parábolas de la misericordia, esta relación que expresa la lógica de Dios, no es una lógica de números de comercio, es una lógica que, en vez de la persona con estos sentimientos de amor, con esta realidad de iluminar su historia, Lucas sigue la reflexión porque lo que escuchamos en el evangelio hoy es la prosecución de las tres parábolas de la misericordia. Si has entendido que la lógica de Dios es una lógica de amor y de misericordia, entonces estás llamado como discípulo del Señor a estar en las cosas de la vida con esta lógica de la misericordia.

En la lógica del comercio, el que genera el producto es el que menos gana, esta no es la lógica de Dios

Esto aquí nos parece fácil, pero ya esto empieza a abrirnos el corazón a otra manera de mirar la realidad, uno de los biblistas que comenta el evangelio de hoy dice: No pensar entonces estaba fuera de esta lógica, porque dentro de la lógica del mundo existe la lógica del dinero y no de la misericordia. Y así este ejemplo en Europa: Cuando tú compras un plátano, ¿cuánto va al que lo ha cosechado?: 10 centavos ¿por un plátano? Incluso menos. Y sin embargo es el que ha empezado el trabajo, los demás solo han manipulado el trabajo de él y al final el que gana menos de todos es el que lo produce. Es una lógica que en si es perversa, es la lógica del mundo, es la lógica del comercio, donde siempre el que está al comienzo, que genera el producto es el que menos gana. Entonces dice no pensemos de estar afuera, pero esto no es la lógica de Dios, es una lógica del mundo.

Para el discípulo no es cuestión solo de ser justos sino de ser misericordiosos

Y dentro de la realidad el discípulo no solo está llamado a esta lógica de estar atento a la lógica del mundo, sino de cuidarse porque no es cuestión para el discípulo solo de ser justos sino de ser misericordiosos. Aquí encontramos esta parábola que Jesús cuenta que no acabamos bien de entender o mejor atención a no entenderla en la manera inconforme a lo que dice ciertamente Jesús dentro de la parábola dice que el amo del trabajo alabó al administrador deshonesto por haber robado hábilmente, no por ser deshonesto. Esa es la lógica porque frente a un momento de crisis de la vida, ha sabido darse cuenta de que el dinero no lo era todo, lo que hacía su verdadera posibilidad de futuro no venía del dinero sino de las relaciones, de la amistad, de poner la persona en primer lugar y entonces actúa de manera perspicaz, renuncia a ganancia para “comprarse” la amistad de los otros, el favor de los otros.

La lógica de Dios no alaba la deshonestidad, sino alaba este esfuerzo de alcanzar la verdad

Él dice si esto lo saben hacer personas que no tienen fe, a mayor razón la comunidad cristiana, el discípulo tiene que obrar con esta perspicacia, con este ser capaz de trabajar para ganar de verdad lo que vale en la vida. Esta es la lógica, no alaba la deshonestidad, sino alaba este esfuerzo de alcanzar de verdad y de invertir tus bienes para alcanzar lo que de verdad cuenta para ti y vale para ti o mejor que vale a los ojos de Dios. Esta es la lógica, valdría la pena hacernos una pregunta ¿Qué invierto yo en esta lógica? ¿Qué actitud tengo hacia la actitud de la misericordia, hacia los demás? ¿Soy capaz de invertir hasta de renunciar a ganancia o mis bienes para poner en primer lugar las personas? Esto es las preguntas que nacen del encuentro con esta visión del discípulo.

Compensar el vacío del corazón llenando la billetera no es lo más importante de la vida

Y es cuando estás en los momentos de dificultad que entonces uno se pregunta ¿qué es de verdad lo que vale? Este administrador mientras podía ha pasado encima a todos y en el momento de la dificultad entones se da cuenta de que estaba invirtiendo su vida en cosas que no valían, que estaba renunciando a lo que de verdad era importante descuidando lo que era importante por ganarse al fin dinero, por buscar una compensación al vacío del corazón llenando la billetera como si esto fuera lo importante de la vida. En la biblia hay el libro del Qohelet que dice que al fin es una pena y hasta una tontera de los que vienen para ganarse dinero y se lo amontonan y viven como pobres para no gastar y al final mueren sin haber aprovechado el dinero que habían acumulado y sus herederos se lo farrean.

Así de fácil el dice de verdad me doy cuenta de que esta no es la razón de la vida, no puede ser la razón de la vida, al final Qohelet falto de la experiencia de Jesucristo llegará a decir entonces no sé que sea la razón para vivir, pero si sé una cosa: que un día llegaré delante de Dios y tendré que responder de mi vida y entonces buscaré tener a Dios en primer lugar.

La Palabra CONDONAR comprende dos palabras: CON estar junto al otro y DONAR perdonar

Esta es la visión que encontramos entonces del evangelio de Lucas frente al discípulo, aquí viene entonces esta palabra que hemos escuchado ya en el Jubileo 2000. El administrador ¿Qué hace? Condona. Interesante la palabra condonar comprende dos palabras: CON que significa favorecer al otro, el otro, estar junto al otro y DONAR el condona parte de la deuda aquí los biblistas se dividen porque el evangelio lo llama deshonesto entonces está condonando una parte del dinero que iba al dueño de la hacienda, o está renunciando a su ganancia. Los biblistas, unos dicen condonando ha sido generoso con el dinero de su amo, puede ser, pero el amo lo alaba porque tanto estaba perdido el trabajo ha sabido buscar el amor, la amistad de los otros hasta con el último engaño al dueño, esto es la perspicacia que alaba porque tanto estaba arriesgado todo, otros dicen no sencillamente ha renunciado a su ganancia sobre la deuda, ha perdido económicamente para ganarse la amistad de los demás.

En la lógica de Dios en primer lugar no son los bienes sino la relación de amor

Nuestro dinero, nuestra manera de manejar los bienes apunta a acumular los bienes o nos ayuda a cuidar las relaciones. Si somos discípulos nuestros bienes, hasta los bienes de nuestra familia, de nuestra comunidad no tienen que tener la prioridad de acumular los bienes sino a través de los bienes cuidar de las relaciones, este es el desafío del discípulo y cuidar de la persona quitar un peso encima de los otros por eso que es la lógica de dios en primer lugar no son los bienes, el vivir esclavo de estos. El hijo menor que pide: dame todo lo que le corresponde por herencia, el hijo mayor que reclama que no ha tenido el coraje de pedir:  Yo te estoy sirviendo, te estoy ayudando en las ganancias y tu no me has dado nada ambos hijos no han entendido la lógica del amor, la lógica de Dios. Ambos reclaman los bienes cuando la respuesta del Padre no son los bienes sino la relación de amor.

El hombre para ganar por su familia trabaja muchas horas, pero descuida a la familia por la cual trabaja

Entonces sacamos la conclusión de esta reflexión que encontramos en el evangelio: Vienen en primer lugar en nuestra vida las relaciones con las personas, pongo ejemplos concretos: El hombre que para ganar por su familia trabaja muchísimas horas en un día y al final ¿a quién descuida? A la familia por la cual trabaja. Lo recordé en uno de los exámenes que un profesor de lenguaje les había dado a los jóvenes de escribir sus deseos y uno de los jóvenes escribió esto: Mi papa y mi mamá me quieren muchísimo, se matan de trabajo por mi y no me falta nada, salvo el amor y la presencia de ellos. El riesgo de que el dinero te agarre del corazón y no le cabe más espacio a las personas y cuando no cabe más espacio a las personas ni a Dios cabe espacio.

Tenemos leyes pensadas no en función de las personas y administradores de la ley corruptos

La lógica de que se escucha qué me importa a mí, si mi trabajo daña a otros, lo importante que yo gane, pese a los desastres ambientales que nos rodean si hay que ganar para mi, puedo tumbar mil quinientos dos mil árboles que la ley me permite porque tenemos ley y administradores de la ley bien corruptos y leyes a veces pensadas no en función de las personas, ¡Qué me importa si es legal! Que dañe a los demás es un problema de ellos piensen solo a los mercurios que entran en nuestros ríos, piensen en esto: qué me importa es legal o nadie controla. Eso al primer lugar quieren la propia ganancia, después lo demás no es problema mío, ellos se cuiden si quieren o se descuiden Hasta la propia gente con la cual trabajo.

¿Es lindo dejar hijos huérfanos con mucho dinero en el bolsillo no? Esta sería la sabiduría humana

Me pasó por los ríos al visitar en una balsa, vi uno de los trabajadores con un pie en el turril, mezclando con su pierna, el mercurio con el agua para que precipitara el oro. Le dije: ¿cuántos años tienes? Me respondió treinta y cinco. Le dije: ¿Y cuantos hijos? Me respondió cuatro.  Le dije: cuídalos bien porque pronto serán huérfanos, estás mezclando mercurio con tu pierna. Mejor toma un taladro mete una barra poco torcida que él lo va a hacer. Ya lo estamos respirando encima tu y yo que estamos aquí y no nos damos cuenta, ven primer lugar ganancia, después los demás no importa, ¿es lindo dejar hijos huérfanos con mucho dinero en el bolsillo no? Esta sería la sabiduría humana.

El glifosato es venenoso, pero es legal y si no es legal, con una simple coima se vuelve legal

Hoy el glifosato que bien los campesinos que trabajan la tierra saben cuánto es venenoso, pero es legal y si no es legal, con una simple coima esto se vuelve legal, posible. La lógica del dinero es una lógica que no es la lógica del cristiano, que no puede ser la lógica del cristiano.

La lógica del dinero está antes que las personas

Los incendios que nos están destruyendo en este momento Bolivia, está contaminando el aire como los carros de estados unidos, la prensa de estos días lo está comentando, pero que importa al fin el chaco es mío, la lógica del dinero encima de las personas. Así tenemos hijos de cinco años que parecen fumadores y cuando los encuentra el médico porque no respiran dicen, ¿pero a este chico que le pasa, le han enseñado a fumar cigarrillo a los 3 años? La lógica del dinero antes que de las personas.

Poner en primer plano a las personas es la lógica del Evangelio

Y yo ¿dónde estoy frente a esto? Esta la pregunta como discípulo del Señor, soy capaz de entrar en esta lógica que pone en primer lugar al amor, a la misericordia, al condonar. Esta es la lógica que Lucas hoy dice al creyente a la comunidad si has entendido la parábola de la misericordia de Dios, entonces asume esto que Jesús continúa explicando, este administrador lo ha jugado todo perdiendo económicamente pero entendió que su vida tenía valor si ponía en primer plano a las personas, esta es la lógica del Evangelio.

Solo con dignidad no basta, hay que vivir con amor

Una parábola, una historia que como personas nos toca, nos provoca y nos obliga a repensar nuestra manera de vivir. Parece una lógica de contradicción y de muerte, pero la lógica de muerte no es la del evangelio, la lógica del evangelio siempre es una lógica de vida que ayuda a poner las cosas en su lugar para que podamos vivir y vivir bien. Solo con dignidad no basta, hay que vivir con amor.