Sucre

Sucre comienza a vivir la fiesta de los difuntos

EL CEMENTERIO ESTARÁ ABIERTO ENTRE LAS 7:00 Y 17:30. 

Los angelitos recibieron el cariño de sus familias en la antesala de Todos Santos. 

Según la tradición, al mediodía de hoy, llegan las almas para recibir el cariño de sus familiares. Ayer, ya lo hicieron los angelitos. A último momento, la administración del Cementerio General decidió cambiar el lugar de ingreso y salida del camposanto.

La tradición señala que hoy, al mediodía, las almas retornan a la tierra para estar durante 24 horas junto a sus familiares en la tierra y, por ello, miles de sucrenses tienen previsto visitar el Cementerio General y otros camposantos que hay en varios sectores de la ciudad.

Asimismo, en las viviendas se ultiman los detalles de la mesa del q’hanchacu con una variedad de productos que le gustaba en vida al difunto; las almas que partieron en el último año son las que más reciben atención de sus familiares.

LOS ANGELITOS

Las almas de los niños, según la tradición, “se adelantan”; es así que ayer, decenas de familias acudieron al Cementerio General para dar la bienvenida a “los angelitos”; una de esas fue la familia de Marcela Andrea Montoya Ortuño, a quien recibieron con dulces, t’anta wawas, torta y refrescos, entre otros alimentos.

Lo que llamó la atención de mucha gente que se acercó a rezar y acompañar a la familia, fue la cantidad de juguetes y detalles que había en el nicho, ubicado detrás del monumento a los caídos en la guerra civil de Ayo Ayo.

“Realmente, es increíble cómo su mamá le ha puesto de todo, hasta lo más mínimo, desde su torta, sus angelitos, sus juguetes y hasta sus biberones. El amor de una madre es único”, comentó, María René Torres.

EL CEMENTERIO GENERAL

A raíz de la negativa de las comerciantes de flores que no quisieron ocupar el Mercado de la Flores construido recientemente por la Alcaldía de Sucre en el lado sur del camposanto, la Administración, a último momento, decidió mantener el ingreso de la población por la puerta principal y la salida, por el tercer patio, hacía la calle Monseñor Santos Taborga.

“Quisimos cambiar el ingreso para habilitar el Mercado de las Flores y apoyar a las señoras, ya que en este lugar tienen las mejores posibilidades de venta porque hay agua y luz”, manifestó la administradora del Cementerio General, Eva María Quevedo.

Por su parte, el alcalde de Sucre, Moisés Torres, calificó a las vendedoras de flores como “masoquistas” porque prefieren estar en situación incómoda, cuando tienen la oportunidad de ocupar una infraestructura nueva, en la que la Alcaldía invirtió cerca de Bs 1,3 millones.

“La Alcaldía ha diseñado y construido esas casetas, justamente, para darles mejores condiciones. Pero la costumbre les lleva a vender en el suelo, a la intemperie, bajo el sol, la lluvia y el frío; pareciera que son masoquistas porque quieren vender sufriendo”, dijo Torres, al señalar que buscará un consenso para el traslado; caso contrario, no descartó utilizar la fuerza porque una ordenanza prohíbe la venta en aceras, calzadas, plazas, plazuelas y parques.

Frente a la fachada del Cementerio General, declarado monumento nacional, actualmente hay una treintena de comerciantes que venden en espacios públicos.

Hoy, el camposanto hoy, estará abierto al público entre las 7:00 y las 17:30. La Administradora reiteró que está prohibido el ingreso y consumo de bebidas alcohólicas y la interpretación de instrumentos musicales.

La carne de cerdo mantiene su precio

Los ingredientes para la elaboración del tradicional mondongo y las t’hanta wawas mantienen su precio, según los últimos datos de la Administración del Mercado Central.

El kilo de carne de cerdo se vende entre Bs 24 y 26, mientras que el mote remojado, la cuartilla, está en Bs 20 y el ají, el kilo, entre Bs 60 y 70.

Por otro lado, la harina se vende entre Bs 8 y 9 el kilo y hubo una fuerte demanda en los últimos días para la elaboración de t’hanta wawas y demás masitas tradicionales de la fiesta de Todos Santos.

Desde el sector de los panificadores, el dirigente Justino Romero dijo que su dedicación principal es la elaboración del pan más allá de la festividad. “Nosotros hacemos sólo el pan nuestro de cada día”, aseguró por lo que, según su criterio, la elaboración de pan sería normal durante estos días.

Sin embargo, denunció escasez de harina para los panificadores, lo que sí podría afectar en la provisión normal de pan.

“No tenemos harina y no va a haber hasta el 8 de noviembre, estamos sumamente preocupados porque no tenemos harina para poder seguir haciendo pan hasta diciembre”, manifestó.