Pando

Solemnidad de Corpus Cristi en el Vicariato de Pando.

El Vicariato de Pando se apresta a celebrar la Solemnidad del Santísimo Cuerpo y Sangre de Cristo. La ciudad de Riberalta será sede de la celebración central que será presidida por Monseñor Luis Casey. Obispo Emérito de esta Iglesia Local. La Eucaristía se ha previsto para las 17:00 de la tarde. Un a vez concluida la misa se realizará la procesión con el Santísimo Sacramento por algunas avenidas de la ciudad hasta llegar a la Capilla San Antonio. Durante el trayecto de la procesión los grupos y movimientos pastorales recibirán a Jesús Sacramentado con diez altares instalados en diferentes puntos de la ciudad y compartirán además, brevemente, diez temas eucarísticos relacionados a los propuestos por los organizadores del V Congreso Eucarístico. Jóvenes del programa de Catequesis y estudiantes de algunas Unidades Educativas, prepararán alfombras con materiales propios de la región para que Jesucristo Sacramentado siga su recorrido. Trayecto que culminará en la Capilla San Antonio, de donde Mons. Luis realizará la Bendición con el Santísimo. En las demás parroquias de la ciudad y del campo se han preparado similares celebraciones. Mons. Casey explica la importancia de esta Solemnidad para nuestra Iglesia: Corpus Cristi nos recuerda la presencia real de Cristo en la Eucaristía.

“La fiesta de corpus Cristi ha sido instituido el año 1284 como un medio para recordar la presencia real de Jesús bajo la forma de Pan que está en los sagrarios de nuestras iglesias para recibir la visita de los feligreses y a la vez disponibles para los sacerdotes y los ministros para llevar la comunión a los enfermos. Recordamos esta presencia del Señor cumpliendo su Palabra de estar con nosotros hasta el fin de los tiempos, Jesús está realmente presente en la Eucaristía y por ello tenemos que tener reverencia, adorarlo, alabar esa presencia bajo la forma de Pan. Por eso haremos la Eucaristía recordando eso y pidiendo poder entregarnos a los demás como Jesús se entrega y ama a los demás”.

“Tal vez debemos revisar cómo estamos recibiendo a Jesús, si lo recibimos con indiferencia, orando, dándole la bienvenida a nuestras vidas, agradeciendo su presencia real en la Eucaristía, todo esto es lo que recordamos y hacemos en la fiesta de Corpus Cristi”.

Hay que trabajar el compromiso con la persona de Jesús en la Eucaristía.

La autoridad eclesial hizo referencia también a la importancia de vivir la Eucaristía en familia. Se refirió a la misa dominical y ve con preocupación la devaluación del día domingo, entendido éste como día de descanso pero también como día del Señor: “Hay que trabajar nuestro compromiso con la persona de Jesús, si le amamos tenemos que tener el deseo de encontrarnos con Él, y Él se encuentra de manera especial en la Misa Dominical, cuando estanos reunidos con toda la comunidad. Si Jesús es importante para mí y mi familia, tenemos que hacer tiempo para Él, así como un joven se da tiempo para su novia, así como un hombre ama a su esposa y se da tiempo para ella, así, de esa misma manera, la persona que ama a Jesús debe darse tiempo para Él. No es que solamente que la familia ha perdido el valor de ir a misa como familia, pasa que la familia está perdiendo el valor de comer juntos, de estar juntos y de dejar lo que cada uno tiene para dar más tiempo a la familia. Hay mucha gente que trabaja siete días a la semana y no descansa. Tenemos que tratar de restaurar este día descanso, el cuerpo lo necesita, la familia lo necesita”.