Oruro

SILENCIO Y PALABRA SIGNIFICAN EL CAMINO DE LA EVANGELIZACIÓN

46 Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales

Las celebraciones litúrgicas en los templos de la ciudad centrarón su importancia en la Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales
La Iglesia Católica celebró ayer la 46 Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales, con la premisa de incidir en la evangelización mediante internet, y ratificando la importancia de los comunicadores sociales para la libertad y la democracia, elementos que se centran en el mensaje del Papa Benedicto XVI: “Silencio y Palabra: camino de evangelización”.

En las celebraciones litúrgicas que se desarrollaron ayer en toda la Diócesis de Oruro, se recordó la Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales, espacios de reflexión en los que se incidió en la importancia de los procesos comunicacionales a través de la red internacional de telecomunicaciones o internet, que traspasa fronteras y culturas en un instante, herramienta que debe tener un uso correcto y no para fines en los que se degrada la dignidad humana, como por ejemplo la pornografía.

La Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales es la única establecida por el Concilio Vaticano II, a través del decreto Inter Mirifica sobre los medios de comunicación de 1963, celebrada de acuerdo con la indicación de varios obispos del mundo, el domingo anterior a Pentecostés, que se desarrollará este 27 de mayo.

El mensaje del Santo Padre para la Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales se publica tradicionalmente con ocasión de la fiesta de San Francisco de Sales, patrón de los periodistas, el 24 de enero.

Para este año, el Papa Benedicto XVI publicó desde el Vaticano un mensaje titulado “Silencio y Palabra: camino de evangelización”, palabras determinantes que serán expresadas en las celebraciones litúrgicas.

En este contexto la Iglesia Católica, recuerda  a las muchas personas que dentro de la institución trabajan en la evangelización a través de internet, medio que por otro lado es de permanente acceso principalmente por los jóvenes.

La parte conclusiva del mensaje de su Santidad refiere textualmente: “Palabra y silencio. Aprender a comunicar quiere decir aprender a escuchar, a contemplar, además de hablar, y esto es especialmente importante para los agentes de la evangelización: silencio y palabra son elementos esenciales e integrantes de la acción comunicativa de la Iglesia, para un renovado anuncio de Cristo en el mundo contemporáneo. A María, cuyo silencio escucha y hace florecer la Palabra”.