Cochabamba

Se realizó la VI Semana Teológica: “Discípulos Misioneros de la Iglesia de Cochabamba”

Con una amplia participación del 27 al 30 de julio se realizó la VI semana Teológica en la Arquidiócesis de Cochabamba bajo el lema “Discípulos Misioneros de la Iglesia de Cochabamba”, además de testimonios de vida misionera, Padre Jesús Osorno compartió el tema “Discipulado y Misión”. A continuación destaca tres temas fundamentales:

1. La Misión universal
Dios quiere realizar el proyecto de Salvación para toda la humanidad, en el evangelio la misión se define a partir de dos imperativos: ámense y vayan, no basta amarse, es necesario salir, este verbo es la síntesis perfecta que hace el Papa Francisco para la misión universal, hoy tenemos que salir, es la exigencia de todo bautizado, dejar nuestras comodidades y egoísmo, y lanzarnos a un trabajo específicamente del anuncio del evangelio.

Se han dado en el trayecto de estos 2 mil años de evangelización cinco tipos de evangelización

– La misión del Espíritu Santo: que se inicia en pentecostés y se realiza en todo momento en el que la iglesia se reúne para hacer el envío
– La misión de la sangre: toda misión se hace desde la sangre, desde el compromiso, pero es necesario que entendamos que la misión se puede hacer en el día a día con convicciones de trabajo, responsabilidad y testimonio.
– La misión de la espada: no se nos oculta que al principio muchos grupos fueron obligados a bautizarse, hoy día esa misión de la espada la entendemos desde la palabra, la palabra es espada que atraviesa nuestras entrañas y toca el alma y espíritu.
– La misión de los institutos misioneros: la misión se realizaba a través de las pequeñas comunidades, en Antioquia enviaban misioneros, como esto se termino el año 313, los Papas asumieron esta tarea, quitándole a la iglesia universal la posibilidad de enviar misioneros, entonces, a pesar de algunas excepciones como San Francisco de Asís y otros jesuitas, La iglesia asume el compromiso de la misión a través de los institutos misioneros en el año 1658 – 1663, la sociedad de vida apostólica llamada “misioneros de Paris”, inician una responsabilidad maravillosa de asumir la tarea misionera Ad-gentes, luego le siguen creándose otros institutos hasta tener hoy 23 Institutos misioneros de los 5 continentes, ellos se encargan de asumir la tarea de la evangelización del mundo.
– Las iglesias particulares: Así como la iglesia hasta el año 313,Los pequeños grupos organizador por los apóstoles se organizaban, eso se interrumpió en el año 1965 el Concilio retoma esta responsabilidad con el decreto Ad Gentes, entonces cada jurisdicción asume de nuevo la responsabilidad Ad Gentes. Luego Vienen las encíclicas de los papas que se centran en la comunión, donde hacen que la iglesia retome su compromiso misionero ad-gentes.

2. La Misión en y desde América Latina

Congresos misioneros Latinoamericanos y Americanos ; desde 1977 en Torreón hasta el último que fue en Venezuela y ahora en Bolivia organizamos el del 2018, son congresos que han ido marcando la temática misionera y dan compendio de teología misionera de América latina con compromisos misioneros y opciones de conferencias episcopales que las asumen.
El programa de iglesias hermanas: en la cual Bolivia marcha un hito con las iglesias de Tréveris de Alemania,
La misión permanente: 551 de Aparecida, luego la Conferencia Episcopal de Bolivia la retoma como misión permanente, el Papa retoma esto para la iglesia con un tema: “Iglesia en estado de Misión”.

3. La Misión en y desde las Iglesias particulares

Son 12 temas que se resumen en las siguientes características

– Las iglesias particulares para poder vivir en estado de misión como quiere el Papa, debe asumir la misión ad-gentes, no todo lo que hacemos es misión.
– Necesitamos la solidaridad entre iglesias, que las particulares asuman el compromiso de envío misionero.
– Necesitamos que las iglesias retomen la responsabilidad de la organización, animación y formación misionera de sus bases.
– Es necesario darle el puesto de preferencia a los laicos, que el laicado asuma su tarea.
– Que los ministerios asuman una opción misionera.
– Necesitamos unir discipulado y misión, y retomar la Conferencia de Aparecida.
– La espiritualidad misionera, la necesitamos profundizarla, lo que el Papa Juan pablo II lo llama “misión contemplativa”.

Padre Osorno dijo que esta experiencia ha sido una temática muy interesante con el cual se ha querido tocar la conciencia misionera de todo bautizado, de la Iglesia o comunidad que quiera vivir el evangelio y desde la misión universal.